martes, 29 de septiembre de 2009

Subastan sabrosas cartas de Lord Byron


El clérigo que recibió las cartas debe haberse asombrado. O no: quien las enviaba era Lord Byron. La reputación por los excesos de este poeta romántico quedaba confirmada con las revelaciones sexuales, las burlas a los portugueses ("tienen pocos vicios, salvo los piojos y la sodomía") y los comentarios sobre su rival, Wordsworth, (a quien llama "Turdsworth" por "turd" que en inglés significa trozo de excremento).
La casa Sotheby's subastará ahora una importante serie de cartas de Byron -algunas de ellas nunca publicadas- que echan luz sobre una de las figuras más carismáticas de la literatura. Las cartas -enviadas a su amigo Francis Hodgson- no desilusionan.
Las cartas incluyen alusiones al affaire de Byron con una sirvienta, Susan Vaughan, relación a la que él pone fin cuando se entera que ella está viendo a otra persona. Gabriel Heaton, de Sotheby's, dice: "El la considera su amante y nunca dice que le va a ser fiel, pero espera que ella sí lo sea y cuando escucha rumores de que esto no ocurre, ella pierde su trabajo".
En otra carta, Byron habla sobre Albania y su gobernante, Ali Pasha, quien lo impresionó: "Una persona corpulenta con 200 mujeres e igual cantidad de muchachos, que vi y me parecieron criaturas muy bellas, por cierto".
TRADUCCION: SILVIA SIMONETTI
clarin.com