lunes, 28 de septiembre de 2009

Se conmemora Iom Kipur, fecha sagrada del judaísmo

La celebración se inició ayer con la salida de la primera estrella y termina hoy.
Anoche, con la salida de la primera estrella, la comunidad judía comenzó a conmemorar Iom Kipur (día del perdón). Ocho días después de recibir el Año Nuevo 5770 (Rosh Hashaná), esta fecha sagrada representa un día de recogimiento, en el que las personas reflexionan sobre las faltas cometidas durante el año y piden perdón por ellas. "La esencia de Iom Kipur es alcanzar un estado de pureza con el cual comenzar a encarar el nuevo año", explicó el rabino de la comunidad judía porteña Benei Tikva, Abraham Skorka, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias.

Es el único día de ayuno decretado en la Biblia y constituye el momento para que se enumeren las malas acciones y se reflexione sobre las faltas cometidas.
Las leyes de Iom Kipur señalan que el hombre debe abstenerse de sus necesidades básicas, como comer y beber, lavarse, calzar zapatos de cuero y tener relaciones conyugales. De este modo, se espera que todo judío pueda desligarse de su vida cotidiana y desviar todas sus fuerzas para su purificación.
Pese al contenido religioso de la fecha, muchos judíos laicos siguen los principales preceptos y participan de los servicios que brindan los templos y las sinagogas. El rabino Abraham Skorka enfatizó la importancia del rezo comunitario al destacar que "la idea de la fuerza espiritual que tiene el rezo cuando se hace en comunidad está por encima de cuando se hace en soledad".
Y destacó que Iom Kipur también es un día de acercamiento para los transgresores de la Ley Divina, "invitándolos a acercarse: 'vengan, hoy está permitido aceptarnos pese a los errores, pese a no haber arreglado las cuentas de los errores o transgresiones que cometieron. Vengan y recemos juntos, tratemos de influenciar el uno sobre el otro para poder ser una unidad delante de Dios'".
El Día del Perdón significa el final de los días de congoja (Iamim Noraim), a los que hay que agregar el mes previo de preparación. Los ornamentos y los objetos rituales son blancos, como símbolos de pureza del perdón. Durante el ritual se recuerda a los difuntos y el epílogo de las oraciones llega con el tradicional toque del shofar.
clarin.com