martes, 22 de septiembre de 2009

La eterna prometida

'Mujer madura busca hombre responsable para relación estable. Yo, entrada en años, aficionada a las telenovelas y la vida tranquila en el campo. Abstenerse fumadores.'
Una vida llena de traspiés matrimoniales no ha desanimado a Wook Kundor a buscar marido por 23ª vez, publicitando su disponibilidad en una entrevista en el diario 'Star' de Malasia.
Y, para empezar con buen pie, nada como sincerarse y confesar a los posibles pretendientes su edad verdadera: 107 años. "Me doy cuenta de que soy una mujer mayor y que ya no tengo ni el cuerpo ni la edad para atraer a los hombres", dijo la campesina del estado malayo de Terengganu. "Pero tampoco busco a alguien tan atractivo como el primer ministro [Najib Razak]".
Kundor ha tomado la decisión de volver a empezar después de sufrir una dolorosa separación de su último marido, 70 años menor que ella y drogadicto. Mohammad Noor Che Musa ingresó el pasado mes de julio en una clínica de rehabilitación de Kuala Lumpur, poniendo a prueba la frágil fidelidad de la que ha sido su mujer en los últimos cuatro años.
"Desde que se fue, me siento insegura", dice ella. "Necesito casarme para llenar el vacío de mi soledad".
Decenas de reporteros han viajado hasta la aldea de Kundor para tratar de saberlo todo sobre los baches, sinsabores y dramas de una vida que algunos ya piensan en llevar a la televisión. Sus 22 matrimonios anteriores han durado una media de cuatro años y han dado un número de hijos que la protagonista se niega a desvelar, pero que sus vecinos sitúan indiscretamente en un mínimo de una docena.
La eterna prometida de Malasia se ha negado a dar detalles concretos sobre las causas de sus numerosas separaciones, limitándose a indicar que dejó a algunos hombres, fue abandonada por otros y los demás simplemente contradijeron el dicho de que las mujeres representan al sexo débil, falleciendo de ataques al corazón, cánceres varios y vejez.
"La novia centenaria" y "El amor más allá de los 100" han sido algunos de los titulares de la prensa rosa en Malasia, donde Kundor se ha convertido en una celebridad y las autoridades han iniciado una investigación para comprobar si tiene realmente los 107 años y los 22 ex maridos que asegura.
Abu Bakar Abd Rahman, director del Departamento Nacional de Registros, ha asegurado que los archivos indican que su nacimiento tuvo lugar en 1925. "En aquellos tiempos, sin embargo, no era inusual que los padres tardaran años en registrar un nacimiento, y éste podría ser el caso de Kundor", comentó.
La semana pasada, una vecina llevó a la anciana en coche hasta la capital para salvar su matrimonio actual. Pero el reencuentro no tuvo lugar, porque Mohammad, de 37 años, rechazó finalmente ver a su esposa, decepcionando a una prensa que había adelantado la reconciliación con grandes titulares. "Probablemente ha encontrado una mujer más joven", decía resignada Kundor, definitivamente libre para buscar a su 23º marido.

elmundo.es