domingo, 27 de septiembre de 2009

HOY ES EL DIA MUNDIAL DEL CORAZON: Recomiendan cuidar más el corazón en el lugar de trabajo


Más allá de ciertos fines comerciales, la creación del "Día de..." en general tiene que ver con impulsar a la gente a que tome conciencia sobre determinado tema en cuestión.
Hoy, por ejemplo, es el Día Mundial del Corazón, y el slogan que eligió la Organización Mundial de la Salud (OMS) para este año es "Trabaje con el corazón".
¿A qué se refiere?
A que la gente pasa tanto tiempo en su ámbito laboral, que es fundamental buscar el bienestar en esos momentos si se pretende tener una vida saludable.
Daniel López Rosetti, presidente de la Sociedad Argentina de Medicina del Estrés, lo grafica de la siguiente manera: "Una persona de 60 años ha dormido no menos de 20 años, pero de los 40 que estuvo despierta, al menos 20 años estuvo trabajando". Clarísimo.
"Cada vez hay más estudios que relacionan el bienestar con el nivel de felicidad percibido. Para evitar o disminuir los eventos cardiovasculares o accidentes cerebrovasculares hay que apuntar a la calidad de vida, y eso incluye lo laboral.
Ya está demostrado que el estrés elevado aumenta el nivel de sustancias proinflamatorias a nivel de la sangre y de la capa interna de las arterias, condicionando arterioesclerosis".
López Rosetti apunta otro dato: "Un evento de ira o enojo eleva la posibilidad de infarto agudo de miocardio 2,5 veces".
Guillermo Fabregues, vicepresidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), recuerda que las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son la principal causa de muerte en el mundo: mata a 17 millones de personas al año, 7 de los cuales son por complicaciones con la hipertensión, es decir, 20.821 personas mueren a diario por la presión alta. "Lo que mata es la ignorancia", afirma Fabregues, y propone que exista una suerte de libreta sanitaria para que la gente conozca su presión, su colesterol, la glucemia y el perímetro de cintura.
También habla de una "vacuna triple" que combata el riesgo cardiovascular: no fumar, alimentarse saludable mente y realizar actividad física.
¿Y el trabajo?
"Hay que bajarse del colectivo algunas paradas antes y caminar, subir y bajar escaleras. Comer bien, frutas, verduras".
López Rosetti diferencia las responsabilidades que tienen que ver con la empresa o el patrón, y aquellas que competen al propio trabajador. En cuanto al primero, habla de establecer horarios adecuados, buena iluminación, sonidos y colores en el ambiente, que no haya ambigüedad laboral (que sea clara la función) ni sobrecarga, que haya buena comunicación entre compañeros y jefes, y adecuadas recompensaciones económicas y reconocimientos.
A nivel individual, hay que tratar de ver las cosas de la mejor manera posible, establecer límites y saber decir que no, tratar de negociar para hacer lo que uno más sabe, tener un sano egoísmo, evitar llevar trabajo al hogar, analizar la conveniencia de las horas extra y estar atento a los mensajes del cuerpo, que es el que avisa si algo está mal.
clarin.com