lunes, 21 de septiembre de 2009

Las madres sólo serán dadas de alta luego de anotar a sus bebés


En los hospitales públicos y maternidades municipales de la provincia de Buenos Aires, las mamás recibirán el alta una vez que anoten a sus bebés. El nuevo requisito comenzará a aplicarse paulatinamente a partir de esta semana: arranca en el hospital de la ciudad de Lobos. En la mayoría de los hospitales hay oficinas del Registro Civil para hacer el trámite. Y ahora, con este plan, se abrirán en los que aún no tienen. Los hospitales que registran menos de 1.000 partos por año tendrán oficinas móviles que se instalarán determinados días al mes.
Sin embargo, 1 de cada 10 chicos que nacen en la provincia es inscripto después del plazo legal -más de 40 días-, según datos del propio Registro. Y en el conurbano la cifra sube: son 2 de cada 10. La cifra es mayor aún porque sobre aquellos que nunca fueron registrados no hay cifras oficiales, precisamente porque sus nombres no figuran en ningún libro ni base de datos.
La disposición forma parte del Programa "Derecho a la Identidad de la Niñez" lanzado la semana pasada por el gobernador Daniel Scioli, a través del cual se firmaron convenios con los ministerios de Salud y Desarrollo Social y con la Secretaría de Derechos Humanos.
"El objetivo de esta medida es regularizar la situación de quienes nunca fueron registrados y de chicos que no tienen DNI. Se busca así impedir que se cometan robos de niños indocumentados y adopciones irregulares", explicó el subsecretario de Gabinete provincial, Juan Pablo Alvarez Echagüe.
El programa prevé, además, que los papás podrán inscribir a sus hijos menores de 12 años que nunca fueron registrados, sin tener que llevar el caso a instancias judiciales para que sea resuelto por un juez, como se exigía hasta ahora para los mayores de 6 años. "Esto ayudará a descomprimir el trabajo de la Justicia", acotó Alvarez Echagüe. En 2008 se abrieron 1.480 causas en la Justicia provincial para registrar los nacimientos de chicos mayores de 6 años: un 40% más que en 2007, cuando el número de causas llegó a 1.049.
Los padres cuyos hijos nacieron en un hospital público o clínica privada y no fueron inscriptos a tiempo, pueden anotarlos ahora presentando la siguiente documentación: constancia del nacimiento otorgado por el hospital o la clínica, el DNI de la madre y del padre. Si uno de ellos, o ambos, no lo tuvieran, deberán presentarse con dos testigos mayores de 21 años con sus respectivos DNI. Si los padres son extranjeros deben presentar el documento de indentidad de su país de origen o el pasaporte no vencido.
clarin.com