miércoles, 30 de septiembre de 2009

La mujer que habla más rápido de todo el mundo

Por ESTHER SAMPER (SHORA)
Fran Capo es, además de humorista, escritora, comediante, dobladora, actriz y escritora, la mujer que habla más rápido en todo el mundo. Según el Libro Guinness de los Récords, su mejor marca es la de 603,32 palabras en 54,2 segundos.
Para que te hagas una idea de la velocidad que eso significa, habla aproximadamente diez veces más rápido que una persona normal con el turbo puesto. Es tal su velocidad que cuando la escuchas en vídeo no sabrías distinguir si es un avance rápido o un vídeo a velocidad normal, si no fuera porque su tono de voz no se agudiza.


Según comentan, realiza una serie de trucos que facilitan mucho la velocidad a la que habla además de tener una habilidad especial para el lenguaje:
Elimina las pausas entre palabras
Las frases las pronuncia con monotonía, sin cambiar el tono en todo su discurso
Utiliza muchísimas abreviaturas
Agrupa las palabras en bloques y las visualiza como si fuera una única palabra
Los científicos que aparecen en el vídeo comentan que una posible explicación a esta velocidad tan exagerada a la hora de hablar sería una hiperfunción del
área de Broca. En esta área es donde, entre otras cosas, se produce el lenguaje, es la parte que nos permite articular los movimientos para hablar. Y es que Fran no sólo no es una máquina hablando sino que también entiende las palabras mucho más rápido de lo que las habla (a mí sólo de verlo en el vídeo ya me da vértigo) por lo que se ve que el área de Wernicke también va a todo trapo. Es decir, tiene una comprensión del habla muy desarrollada. En el estudio con el electroencefalograma (EEG) pueden comprobarse estas hiperfunciones muy claramente, especialmente en el área de Broca.
En aquellas personas que tienen estas zonas dañadas sucede justo lo contrario de lo que aquí ocurre. Aquellos con una lesión en el área de Broca son incapaces de hablar o hablan de forma simple y lenta aunque comprenden lo que les dicen. En cambio, los que tienen el área de Wernicke dañado son incapaces de comprender lo que les dicen, pero hablan, aunque es un lenguaje sin sentido. Estos trastornos se denominan
afasias.
Como curiosidad adicional, Fran Capo menciona que cuando toma café se "bloquea" y habla mucho más lento que de normal. Justo al revés que la mayoría de las personas.

soitu.es