miércoles, 23 de septiembre de 2009

¡Haga pis en la ducha!

Detrás de la mampara de la ducha, la silueta de Mahatma Ghandi orinando en la bañera. En la siguiente escena, el que orina es Alfred Hitchcock. Le siguen King Kong, la emblemática estatua de la Libertad, deportistas, científicos, animales, monstruos y marcianos.

Ésta es la primera vez en 23 años que una campaña ha logrado tan buenos resultados, dice la ONG.
No se trata de un sueño -más bien una pesadilla- ni de una película surrealista de los años '20. Es una campaña de televisión de la ONG brasileña SOS Mata Atlántica que insta a la población a hacer pis en la ducha para ahorrar agua y proteger a los bosques nativos de la costa atlántica de Brasil.
El planteo de la ONG es simple: cada vez que se usa el baño se pierden 12 litros de agua potable. Se calcula que una persona sana usa el excusado unas cuatro veces por día, lo que equivale a la pérdida de 48 litros diarios. Si cada persona hace pis en la ducha una vez al día, podría ahorrar unos 4.830 litros de agua por año.
Si bien a muchos la idea les puede parecer un tanto desagradable -es conveniente recordar que la orina está compuesta en un 95% de agua y el resto es urea, sales y demás sustancias diluidas- la ONG destaca lo bien que fue recibida.
información útil
El 95% de la orina es agua. El resto es urea y sales
75% de la gente consultada admitió haber orinado en la ducha
Orinar el la ducha no trae enfermedades
"Nacida en medio de la crisis financiera, en momentos en que todo lo que se escuchaba era: no puedes comprar una casa, no puedes gastar dinero, no puedes cenar afuera, no esto, no aquello, la campaña hace énfasis en el Sí, en el lado positivo, en algo que uno puede hacer para ayudar al medio ambiente y no en algo que uno debe dejar de hacer", le dijo a BBC Mundo Ana Ligia Scachetti, directora de comunicación de SOS Mata Atlántica.
"Nosotros estamos haciendo campaña desde hace 23 años. Sin embargo ésta es la primera vez que tuvimos una respuesta tan positiva. Nuestro mensaje ha llegado a los niños, a los adultos y también captó la atención de personas en otros países", dice Scachetti.
E incluso, añade, las personas que descartan esta actividad porque no les parece apropiada, creen que la campaña los ha ayudado a pensar en cómo ahorrar agua de otra manera, como por ejemplo al lavar el carro o los platos.
Acciones cotidianas
"Lo que quisimos mostrar con este aviso es cómo las pequeñas cosas que hacemos a diario afectan los recursos naturales", afirma la directora de comunicación y recalca que la intención es "no tanto empujar a la gente a hacer pis cuando se baña si no le gusta, sino abrir el debate y traer el tema medioambiental a las discusiones cotidianas, en el seno de la familia o con los amigos".
La pregunta más frecuente que la ONG recibió por parte del público es si esta práctica no resulta perjudicial para la salud. Según Scachetti, los médicos que consultaron aseguran que orinar en la ducha resulta inofensivo aunque recomiendan por razones obvias hacerlo al principio, antes de lavarse.
Curiosamente, comenta Scachetti, muchas de las personas que consultaron la página de internet de la campaña confesaron que ya lo hacían, aunque les daba vergüenza admitirlo.
El pis, el agua, las ciudades y el bosque
En la actualidad sólo queda un 7% del bosque atlántico.
La conexión quizás no salta a la vista. Paso a explicar: el bosque atlántico se extiende por la costa brasileña desde el sur hacia el noreste. Aunque es una región menos conocida que el Amazonas, el área tiene una mayor biodiversidad de plantas y animales por hectárea.
En la actualidad sólo queda un 7% de su superficie, el resto ya ha sido devastado.
En esta región viven cerca de 120 millones de personas y las principales ciudades de Brasil -Sao Paulo, Río de Janeiro y Curitiba, por mencionar a algunas- están dentro de este ecosistema.
El agua que abastece a éstas y otras 3.000 ciudades que forman parte de la región proviene de los ríos que nacen en los bosques de la costa atlántica.
"Si no hay árboles, los ríos se llenan de arena, basura... Los árboles son los que protegen a los ríos. Sin árboles, no hay ríos", afirmó Scachetti, quien le dijo a BBC Mundo que desconocía la campaña ambiental -medio en broma medio en serio- que circula en Facebook, donde se propone a la gente bañarse junta para ahorrar agua.
Arriba, puede ver un fragmento de la campaña. El video completo figura en la página de SOS Mata Atlántica.
bbc.co.uk