viernes, 28 de agosto de 2009

El Himalaya se quedará sin glaciares


Los glaciares del Himalaya "desaparecerán en 30 años y eso pondrá en peligro el suministro de agua potable a más de mil millones de personas", si el calentamiento global continúa al ritmo actual, afirmó este viernes Greenpeace.

Durante una protesta realizada en el Templo de la Tierra, en Beijing, China, militantes de esa organización ambientalista colocaron cien esculturas de niños para alertar que más de mil millones de personas en Asia estarán afectadas por la falta de agua provocada por el cambio climático.

Esta acción marca el inicio de la cuenta regresiva hacia la Cumbre sobre Cambio Climático de Copenhague, Dinamarca, prevista para diciembre de 2009. Y el lanzamiento de una campaña global para reclamar a los gobiernos un fuerte compromiso de reducción de emisiones que permitan mitigar el calentamiento global.

"Los impactos del cambio climático son realmente preocupantes. La amenaza al suministro de agua que representa la desaparición de las masas de hielo nos obliga a buscar un modelo de desarrollo de bajas emisiones de carbono que, en definitiva, equilibre el desarrollo económico con la naturaleza", señaló Juan Carlos Villalonga, director de Campañas de Greenpeace Argentina.

Y agregó: "la destrucción de los glaciares del Himalaya amenaza el abastecimiento de agua de la quinta parte de la población mundial que vive en sus cuencas. Si los líderes del mundo no se ponen de acuerdo para frenar el descontrolado cambio climático, los niños de hoy crecerán en una lucha constante por garantizar el acceso seguro al agua potable".

La entidad dijo que las últimas investigaciones científicas demuestran que para evitar esta catástrofe, las emisiones globales de gases de efecto invernadero deben alcanzar su pico máximo para el 2015 y luego descender, a fin de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2 grados centígrados.

Greenpeace exige a los países desarrollados lograr un acuerdo para reducir las emisiones en un 40% por debajo de los niveles de 1990 para el año 2020 y a los países en desarrollo, reducir sus previsiones futuras en un 15-30% para la misma fecha.

Para respaldar estas reducciones es necesario generar un fondo con aportes de los países desarrollados de unos 140 mil millones de dólares al año.

Los glaciares de la región del Gran Himalaya (incluida la meseta Qinghai-Tíbet) proporcionan al continente 8,6 millones de metros cúbicos de agua dulce por año. La zona alberga las nacientes de los ríos Amarillo, Yangtse, Ganges, Brahmaputra, Mekong, Salween e Indus.

Como consecuencia del cambio climático, los del Himalaya están retrocediendo más rápido que el resto de los glaciares del mundo.

Un informe del IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas) citado en el texto indica que si el mundo continúa calentándose al ritmo actual, el 80 por ciento de los glaciares del Himalaya desaparecerán en 30 años.

El Templo de la Tierra donde hoy Greenpeace colocó las 100 esculturas de niños como advertencia, era el lugar donde los emperadores chinos oraban por el bienestar de la Tierra y las buenas cosechas.
criticadigital.com