jueves, 27 de agosto de 2009

Twitter es más atractivo para los adultos que para los adolescentes


Claire Cain Miller
The New York Times

NUEVA YORK.- Kristen Nagy, una joven de 18 años de Sparta, Nueva Jersey, envía y recibe 500 mensajes de texto por día. Pero nunca usa Twitter, aun cuando divulga fragmentos similares de conversaciones y observaciones. "Me resulta raro, y no creo que todo el mundo necesite saber lo que yo estoy haciendo cada segundo de mi vida", dijo.

Su reticencia a usar Twitter, sentimiento que comparten otros de su grupo etario, no ha condenado a la desaparición al servicio de microblogging . Tan sólo el 11% de sus usuarios se encuentran en el grupo de 12 a 17 años, según comScore. En cambio, la inigualada explosión de popularidad de Twitter ha sido impulsada por un grupo de usuarios decididamente mayores.

Ese éxito ha destruido la difundida creencia de que la gente joven es la que lidera el camino que conduce a la popularización de las innovaciones.

"El modelo tradicional afirma que los adolescentes o los universitarios se cuentan entre los primeros en adoptar las innovaciones, y que son los más importantes en su popularización", dijo Andrew Lipsman, director de análisis industrial de comScore. Los adolescentes, después de todo, provocaron el primer crecimiento de las redes sociales como Facebook, MySpace y Friendster.

Un desafío al modelo

Twitter ha demostrado que "un sitio puede crecer en un grupo demográfico diferente del esperado y hacerse muy popular", dijo el especialista. "Twitter está desafiando al modelo tradicional", añadió.

De hecho, aunque los adolescentes estimularon el crecimiento inmediato de las redes sociales, en la actualidad representan el 14% de los usuarios de MySpace y tan sólo el 9% de los de Facebook. A medida que la Web crece, también aumentan sus usuarios, y para muchos especialistas, el éxito de Twitter representa un nuevo modelo de éxito en Internet. La idea de que los chicos son esenciales para lograr el éxito de una nueva tecnología ha demostrado ser, en gran parte, un mito.

Los adultos han impulsado el crecimiento de muchos servicios web de permanente popularidad. YouTube atrajo a adultos jóvenes y luego a mayores, antes de reclutar a multitudes adolescentes. La primera base de usuarios de blogs fue de adultos y Linkedin construyó una exitosa red social destinada a profesionales. Lo mismo ocurre con los aparatos. Aunque los videojuegos llegaron originalmente al mercado para niños, el Nintendo Wii se abrió camino en las residencias para la tercera edad. Kindle, de Amazon, atrapó primero a los adultos, y otros dispositivos, como los iPhone y los GPS, son sólo para adultos.

Al principio Twitter no atrajo a los jóvenes. En cambio, su crecimiento fue estimulado por adultos que posiblemente no hayan sido usuarios de otros sitios sociales, dijo Heremiah Owyang, analista de medios sociales.

El uso de redes sociales por personas de 35 a 54 años creció un 60% el año pasado. Un motivo por el que los adolescentes no usan Twitter es, posiblemente, que sus vidas tienden a girar en torno de sus amigos. Aunque los fundadores de Twitter concibieron el sitio como un medio de mantenerse en contacto con conocidos, resultó ser mejor para transmitir ideas al mundo exterior o para la difusión de productos.

Para qué se usa

"Muchas personas lo usan con objetivos profesionales, para mantenerse conectadas con contactos de la industria y para enterarse de las noticias", dijo Evan Williams, cofundador y director de Twitter. "Como se trata de una red que vincula con mucha gente y como la mayoría de los contenidos son públicos, funciona mejor para esos propósitos que una red social optimizada para la comunicación entre amigos."

"Mucha gente joven no usa la Web para mantenerse al tanto de los acontecimientos del día, sino para formar y expresar sus identidades", dijo Andrea Forte, quien estudia la manera en que los estudiantes secundarios usan las redes sociales.

"La identidad de Twitter depende de la capacidad de sostener una conversación interesante, de plantear allí algún tema de interés. La identidad no está tan determinada por la música que uno escucha o los programas que prefiere, como ocurre en Facebook", agregó.

Tal vez la experiencia de Twitter estimule a los emprendedores de Internet a tener una visión más realista de quiénes usan la Web, y a buscar así un público más amplio, dijo Forte. "Sería mucho más inteligente tener en cuenta a la población adulta, en vez de buscar impactar eternamente entre las personas de 15 a 19 años", concluyó.

Traducción de Mirta Rosenberg
lanacion.com