domingo, 23 de agosto de 2009

Internet, un nuevo aliado en la lucha contra el insomnio


Amanda Schaffer
The New York Times

NUEVA YORK.- Cada vez existen más programas en Internet para combatir el insomnio, y dos pequeños pero rigurosos estudios sugieren que estos programas online que se basan en las terapias de comportamiento cognitivo pueden ser efectivos.

"Hace 15 años, las personas creían que era una locura hacer terapia a distancia -explica Bruce Wampold, profesor de Orientación psicológica en la Universidad de Wisconsin-. Pero cada vez se hacen más cosas de manera electrónica, y cada vez más terapeutas creen que ésta puede ser una manera efectiva de hacer llegar estos servicios a ciertas personas."

El primer estudio de programas online para el insomnio fue publicado en 2004, pero los resultados fueron difíciles de interpretar. Dos nuevos estudios de investigadores del estado de Virginia y de Canadá muestran que estos programas funcionan.

En el estudio de Virginia, llamado SHUTi, los pacientes proveen sus hábitos de dormir de varias semanas, y el programa calcula una ventana de tiempo durante la cual les está permitido dormir. Así, los pacientes limitan el tiempo que están acostados a las horas en que de hecho duermen.

El fin es consolidar el sueño, y después expandir gradualmente su duración. Esta es la misma técnica utilizada en las terapias presenciales, dice Lee Ritterband, psicólogo de la Universidad de Virginia que desarrolló el programa.

Stella Parolisi, de 65 años, una de los pacientes del estudio, dijo que atenerse a las pautas de sueño restringido fue difícil, pero al final dio resultado. "Antes, si estaba exhausta, trataría de irme a la cama cada vez más temprano, lo que es malo -cuenta-. Eso sólo me daba más tiempo para dar vueltas en la cama." Después de seguir el programa logró dormir durante por lo menos cuatro horas seguidas todas las noches.

El SHUTi, que dura nueve semanas, aconseja a los pacientes a salir de la cama si están despiertos y no pueden volver a dormirse durante más de 15 minutos. También utiliza lecturas, viñetas, animaciones y ejercicios interactivos para ayudarlos a hacer frente a los factores que interfieren con su descanso. Por ejemplo, el programa los ayuda lidiar con pensamientos ansiosos, como la idea de que no pueden funcionar sin ocho horas completas de sueño. También refuerzan la idea de que no deben trabajar ni ver televisión en la cama, y que deben limitar la cantidad de luz en el dormitorio y evitar las sustancias estimulantes como la cafeína durante las últimas horas del día. En el estudio, los que usaron el programa de Internet reportaron mejoras significativas en el sueño y disminución del insomnio.

El estudio canadiense probó un programa de cinco semanas de duración que también se centraba en las restricciones del dormir, controlando los pensamientos negativos y evitando los estímulos como luces y sonidos en el dormitorio. Incluía lecturas, audio y videoclips para enseñar y reforzar su mensaje. Dirigido por Norah Vincent, psicólogo de la Universidad de Manitoba, el estudio incluyó a 118 adultos que fueron asignados de manera azarosa para completar el programa o quedar en la lista de espera.

El 35% de quienes completaron el programa expresaron que su insomnio había "mejorado bastante" o "mejorado mucho", comparado con sólo el 4% de los que estaban en la lista de espera. Los resultados fueron publicado en la revista Sleep.

El doctor Ritterband dice que planea hacer su programa online disponible para todo el público, pero sólo después de realizar más estudios. Vincent, por su parte, planea comercializar su programa, cobrando a los participantes entre 20 y 30 dólares.

Dos propuestas

  • Programa norteamericano
    Apodado SHUTi, dura nueve semanas en las que los pacientes deben cargar sus hábitos de sueño para que el programa calcule el tiempo que pueden dormir. Así, los pacientes deben limitar el tiempo que permanecen acostados al tiempo que realmente duermen.
  • Programa canadiense
    Dura cinco semanas y también se centra en restricciones al dormir. Aporta consejos para controlar los pensamientos negativos y evitar estímulos que dificultan el conciliar el sueño, como luces y sonidos en el dormitorio. Incluye lecturas, audios y videoclips que refuerzan el mensaje.
lanacion.com