viernes, 26 de marzo de 2010

El sexo oral dispara los casos de cáncer de garganta entre los jóvenes

El número de casos de cáncer de boca y garganta está creciendo rápidamente entre los más jóvenes a causa del aumento de la práctica del sexo oral sin preservativo. La advertencia ha sido lanzada por científicos británicos que han detectado la presencia cada vez mayor del virus del papiloma humano (VPH) -el culpable del cáncer de cuello de útero en las mujeres- en los enfermos con tumores orales, según un informe publicado en la revista British Medical Journal. El hallazgo ha abierto el debate sobre si se debería vacunar del VPH a los varones como forma de prevención, una decisión que no todos los expertos comparten.
Los investigadores de Hospital Universitario de Coventry señalan que los cánceres de cabeza y cuello -el sexto más común entre hombres y mujeres con casi 640.000 casos nuevos cada año en el mundo- han descendido de forma general en los últimos años. Sin embargo, se ha producido el aumento considerable, especialmente en el mundo desarrollado, de una de sus formas, el carcinoma orofaríngeo, es decir, el que afecta a la boca y la garganta. A su juicio, este crecimiento está vinculado a la transmisión del virus del papiloma humano a través del sexo oral, por no tomar medidas de seguridad, como el preservativo. El riesgo aumenta si se han tenido más de seis parejas sexuales a lo largo de la vida, se ha practicado sexo oral con al menos cuatro de ellos y, para los varones, el comienzo de encuentros sexuales a una edad temprana.
Vacunas para los chicos

Los científicos apuntan que recientes estudios mostraron incremento del 70% en la detección del virus en las biopsias realizadas al diagnóstico de carcinoma orofaríngeo en Estocomo desde 1970. En Estados Unidos, estos casos suponen entre el 60 y 80%, cuando en la década anterior apenas llegaban a la mitad.
Alguno científicos apuntan la necesidad de vacunar del VPH a los varones jóvenes. Detectar la presencia de del virus en los chicos es complicada, principalmente porque no se ve a simple vista y porque los hombres no consultan con regularidad al urólogo. A pesar de ello, no todos los especialistas están de acuerdo con un pinchazo que, por cierto, es bastante caro.
Según los expertos, el aumento de casos de cáncer bucal supone importantes implicaciones fuera del campo de la salud. Los pacientes con VPH relacionados con estos tumores son, en general, más jóvenes y están en edad de trabajar. Como este cáncer parece ser menos mortal que los causados por factores como fumar o beber, los pacientes pueden vivir más tiempo con los efectos físicos y psicológicos del tratamiento, por lo que probablemente requerirán el «apoyo prolongado de los servicios sociales y de salud».

abc.es