sábado, 27 de noviembre de 2010

El nuevo enemigo de las consolas: las lesiones en hombros y tobillos

Los videojuegos que dejaron de lado el joystick y piden el compromiso de todo el cuerpo, como los de la consola Wii, pueden causar una amplia variedad de lesiones. Así lo indica una investigación divulgada en la Conferencia Nacional de la Academia Americana de Pediatría (AAP).
Los investigadores, encabezados por Patrick O’Toole del Hospital de Niños de Filadelfia, trataron de determinar qué tipo de lesiones sufrían quienes usaban estos nuevos dispositivos de juegos. Para ello, tomaron datos del Sistema Electrónico Nacional de Vigilancia de Heridas (Neiss, por su sigla en inglés), una base de datos que almacena información sobre lesionados en Estados Unidos . Allí, O’Toole y su equipo descubrieron que entre enero de 2004 y enero de 2009, hay registrados 696 lesiones relacionadas con los videojuegos. De ellas, 604 se produjeron con las consolas tradicionales, y 92 con las interactivas. Para dimensionar estos datos, conviene tener en cuenta que la Wii, la primera consola de videojuegos interactiva, recién comenzó a venderse en noviembre de 2006. De modo que de los cinco años que abarca la recolección de datos, sólo en dos coexistieron las consolas tradicionales y las interactivas.
Además, desde fines de 2010 hay que comenzar a sumar a muchos de los que usan la PlayStation 3 y la Xbox 360, consolas que recientemente incorporaron los comandos que exigen el movimiento de todo el cuerpo como optativos, transformando de a poco a estas consolas también en interactivas.
Los investigadores observaron que, en comparación con el grupo de lesionados con videojuegos tradicionales, los lastimados con las consolas interactivas tuvieron más probabilidades de lesionarse hombros, tobillos y pies.
En opinión de Horacio Miscione, jefe del Servicio de Ortopedia y Traumatología Infantil del Hospital Garrahan, es razonable pensar que los nuevos videojuegos, en donde cada vez más hiperactúa todo el cuerpo, aumenten el riesgo de lesión . “Sin embargo –agrega Miscione–, en nuestro país este tipo de lesiones todavía no se registran tan frecuentemente”.
Por su parte Héctor Kunik, presidente de la Asociación Metropolitana de Medicina del Deporte, confirma que los juegos interactivos que exigen movimientos corporales no están exceptuados de presentar lesiones. “Pero si estos se realizan cumpliendo los requisitos de movimientos adecuados del deporte virtual elegido, las posibilidades de presentar lesiones se reducen notablemente”.
La edad promedio de los lesionados fue de 16,5 años . Mientras que, entre los lesionados vinculados a consolas interactivas, 49 fueron varones (el 53,3 %) y 43, mujeres (el 46,7 %).
Los científicos también notaron que un buen número de personas se lesionaron no mientras jugaban, sino cuando eran apenas espectadoras de un juego. Y esto ocurrió de modo mucho más frecuente cuando estaban involucrados menores de diez años y consolas interactivas Entre las conclusiones del trabajo realizado en los Estados Unidos se señala que los chicos menores de diez años deberían ser supervisados mientras están jugando con las consolas, para evitar las lesiones, que son más comunes en los juegos interactivos.

El 75% de los que juegan tiene más de 18 años

Que los videojuegos son para los chicos es una afirmación que se desmorona; la realidad parece contradecirla. El 25 % de los jugadores tiene más de 50 años; los que tienen menos de 18 son sólo el 25 %, y el 50 % restante tiene entre 18 y 49 años. Así, el 75% tiene más de 18 años. El promedio de edad de los aficionados a los juegos digitales (en computadoras o consolas de diferente tipo) es de 33 años. Los datos son de EE.UU. y fueron relevados por la Entertainment Software Association (ESA). Fuentes locales del sector le dijeron a Clarín que estimaban que en la Argentina el panorama es parecido. El estudio señala además que el 67 % de las amas de casa de EE.UU. juega en la computadora o con consolas. Y, respecto del sexo de los aficionados, el 60 % son varones y el 40 %, mujeres.
clarin.com