martes, 23 de noviembre de 2010

Prueban células madre en humanos

WASHINGTON (EFE).- La compañía Advanced Cell Technology (ACT) anunció ayer que había recibido luz verde de las autoridades sanitarias de los Estados Unidos para seguir adelante con los ensayos de una terapia con células madre embrionarias para combatir un tipo de ceguera: la distrofia macular de Stargardt.
Esta enfermedad, que es una de las degeneraciones maculares juveniles más comunes, suele afectar a niños de 10 años hasta jóvenes de 20, y provoca la pérdida progresiva de visión y, eventualmente, ceguera.
La mácula es la zona de la retina en la que se centra la visión de precisión. Cuando se daña, el centro de la visión comienza a perder nitidez. La ceguera se produce cuando la degeneración afecta la capa de pigmentación de la retina, llamada epitelio pigmentario retinal (EPR).
El jefe científico de ACT, Robert Lanza, señaló que actualmente no hay tratamiento para la enfermedad de Stargardt, pero que usando células madre, se puede generar una fuente ilimitada de células sanas del EPR, que son las primeras que mueren con esta enfermedad, y otras formas de degeneración macular.
Indicó que, en las pruebas en ratas de laboratorio, hubo un ciento por ciento de mejora en el rendimiento visual respecto a los animales no tratados, y sin efectos adversos.
La compañía seguirá adelante con las fases I y II de ensayos clínicos para estudiar cómo responde a este tratamiento un grupo de 12 pacientes y verificar si es seguro.
"Nuestros estudios mostraron que las células fueron capaces de recuperar los fotorreceptores de los animales. Esperamos ver un beneficio similar en los pacientes que sufren diversos tipos de degeneración macular", dijo.
lanacion.com