domingo, 21 de noviembre de 2010

¿Pagaría US$835 por una cena?


Cuando se supo que Thomas Keller, uno de los chefs más reconocidos del mundo y propietario de los restaurantes The French Laundry y Perse, iba a visitar Hong Kong, una lista de espera de más de 1.000 personas se formó en días. Eso fue hace seis meses.
Pero en las últimas semanas, la lista se redujo a 500 personas. ¿Porqué? Porque el Mandarin Oriental, el hotel que paga la cuenta por la visita de Keller confirmó el precio para la cena de 11 platos: US$6.477 dólares de Hong Kong (US$835) por persona, incluyendo el vino y el servicio.
Esa cifra triplica lo que se cobra por el menú de nueve platos en el restaurante Perse de Keller en Nueva York, que son US$275, incluyendo impuestos pero no vino.
Las cenas de Keller serán las más caras este año en el Mandarin Oriental de Hong Kong dentro de la lista de las ofrecidas por chefs visitantes. En marzo, la cena de seis platos del famoso chef catalán Jordi Roca costó 1.857 dólares de Hong Kong (US$239,4, sin vino) y 2.847 dólares de Hong Kong (US$367,052, con vino), incluyendo el servicio.
Y, sin embargo, el Mandarin Oriental de Hong Kong dice que no ha tenido problema para llenar los 415 asientos disponibles para la visita de cuatro días del chef, que estará en la ciudad entre el 29 de noviembre y el 2 de diciembre. Durante esos días, Keller y su equipo de siete chefs, usando ingredientes traídos especialmente por avión, cocinará dos comidas diarias, almuerzo y cena. Por el almuerzo se pagará 2.297 dólares de Hong Kong (US$296,1, sin vino) y 3.617 dólares de Hong Kong (US$466,3, con vino), incluyendo servicio.
Con esos precios, la pregunta obvia es ¿qué hay en el menú?. Una ensalada de rábanos del jardín de French Laundry con "corazones de palmera de durazno", langosta de Maine dulce bañada en mantequilla, y un postre llamado "M&Ms" (una brownie de chocolate doble con maníes de Virginia azucarados, mousse de granos de vainilla de Madagascar y helado de chocolate Mast Brothers) servido con un vino de Oporto Tawny de 20 años. Los mismos ítems aparecen en los menús del restaurante del chef en Estados Unidos.
Los comensales de Hong Kong no parecen tener reparos a las cenas caras. El restaurante local Lab by Commune, que abrió este año, cobró 2.988 dólares de Hong Kong (US$385,2) incluyendo vinos premium por un menú de diez platos en sus primeros días. El chef y propietario Aaron James Bellarosa, que estudio en el Instituto Culinario de Estados Unidos, dice, "Sí, sé que es caro, pero no ahorramos en gastos para nuestros ingredientes- muchos son cultivados en nuestras propias granjas- y yo estoy personalmente en la cocina todas las noches".
Si se sirven vinos raros y finos, los precios pueden ir todavía más hacia arriba. Por una cena con un Château Le Pin en el restaurante Petrus, 13 personas pagaron en mayo pasado 15.180 dólares de Hong Kong (US$1.957), incluyendo el servicio, por asiento.
Esa suma es suficiente para comprar una taza de bolas de pescado y fideos cada noche, por casi tres años.
wsj.com