domingo, 28 de noviembre de 2010

La nueva ortografía provoca polémica

Verónica Chiaravalli
GUADALAJARA.- La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el mayor acontecimiento editorial en español del mundo, abrió ayer sus puertas al público en un clima de alegría y entusiasmo, pero con una polémica asordinada que hace presagiar alguna borrasca lingüística.
¿El motivo? Hoy se presentará aquí la nueva ortografía española, que propone modificaciones -la supresión de las letras "ch" y "ll", los cambios en algunas formas de acentuación y de denominación de algunas letras- que ya han provocado controversia, cuando no abierto rechazo, entre docentes y escritores, algunos de ellos incluso académicos.
Además de la eliminación de la "ch" y de la "ll", que llevará a 27 el número de letras del abecedario, se propusieron otros cambios: la "i" griega será ye; la "b" será be (y no be alta o be larga); se elimina la tilde en "sólo" y los demostrativos ("este, esta") y en la "o" entre números (5 o 6), mientras que "quorum" será "quórum", "Qatar" pasará a ser "Catar" e "Iraq" será "Irak".
Entre los motivos que impulsan el cambio aprobado por la Real Academia Española, acompañada por las restantes academias de la lengua, se encuentra, con lógica práctica, la voluntad de simplificar el aprendizaje y el uso del idioma.
Desde este punto de vista, la argumentación es incontestable: toda técnica (y un sistema lingüístico es una técnica de comunicación) tiende a desplegarse hacia su punto máximo posible de eficiencia y eficacia. Pero una lengua es también constructora intangible de identidades individuales y colectivas (y entre las colectivas, nacionales), y eso hace que en todo debate sobre su reglamentación entren factores emocionales y también políticos que exceden la lógica.
En estos días se verá en Guadalajara cómo evoluciona la discusión y hasta qué punto es posible alcanzar acuerdos. Por el momento, los medios locales ya anticipan algunas voces críticas, como la del escritor y académico español Arturo Pérez-Reverte, que en declaraciones a la prensa manifestó que se había pedido a la Real Academia Española la revisión de los cambios, sobre todo en lo que respecta a la eliminación de los acentos en palabras como "sólo", "guión" y "truhán".
El mexicano José Emilio Pacheco (Premio Cervantes) y Javier Marías también manifestaron estar en desacuerdo con algunas modificaciones.
Por lo pronto, la Feria ha quedado abierta al público con un acto que mostró la fuerza cultural de México. En el impresionante auditorio Juan Rulfo -de proporciones estalinistas, se bromeaba entre colegas- la escritora, docente, periodista e investigadora Margo Glantz recibió el premio de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en Lenguas Romances.
Como Julia Roberts
"Me siento la Julia Roberts de la literatura", bromeó la galardonada, que agradeció la distinción con palabras que evocaban a Nicanor Parra: los premios, dijo Glantz, "son como la Dulcinea, mientras más pensamos en ellos son más lejanos, más enigmáticos". Luego, la autora de Saña trazó semblanzas literarias de Juan Rulfo y de Juan José Arreola, creadores que influyeron en su escritura.
Poco antes de la intervención de Glantz, Ana María González Luna, vocera del jurado que otorgó el premio, explicó las razones que determinaron la distinción de Glantz. Entre ellas se valoró la "poética fundada en la fragmentación" con que la autora aborda la crisis de las fronteras entre los géneros literarios, el relieve que ha dado a la "identidad latinoamericana" y sus aportes a "los estudios sobre la literatura y las culturas del período colonial, los siglos XIX y XX a nuestros días".
A su turno, Glantz explicó el mecanismo de su escritura -que la ha llevado a producir ficción y ensayos singulares- como "un proceso difícil de discernir conscientemente, completamente distinto de la investigación para el trabajo ensayístico", y volvió a agradecer el premio como una distinción especial.
"Soy la tercera mujer que lo recibe, la primera mexicana y he cumplido 80 años. Obtener este premio significa para mí un gran reconocimiento", dijo.
Hoy será presentada en la Feria Ortografía razonada , que disparó la controversia y que deben ratificar las 22 academias de esta lengua, hablada en el mundo por más de 450 millones de personas.
Además, entre las actividades más destacadas figuran una conferencia magistral del premio Nobel Jean-Marie Gustave Le Clézio y un homenaje a Tomás Eloy Martínez, que, en un principio iba a contar con la participación del escritor mexicano Carlos Fuentes, premio Cervantes 1987, aunque las noticias que circulaban ayer por la tarde hacen prever la cancelación de la visita del escritor mexicano a la Feria, debido a algunos problemas de salud que aquejan a su esposa.
lanacion.com