miércoles, 17 de agosto de 2011

Mejorar glúteos, nueva moda en cirugía estética

La preocupación estética de los argentinos entre los 18 y 45 años parece estar migrando a otra parte del cuerpo: los glúteos. En sólo un año el número de cirugías destinadas a embellecerlos aumentó de 60.000 a 72.000. Según los especialistas, cada vez más mujeres y hombres llegan a los consultorios con recortes de revistas para explicar los resultados que esperan obtener en el quirófano.
"La televisión y las revistas se han convertido en un búmeran para nosotros", afirma el doctor Julio Ferreira, presidente de la Academia Sudamericana de Medicina y Cirugía Cosmética. Los pacientes, advierte, pretenden muchas veces resultados de una perfección que no es alcanzable."Siempre es posible mejorar pero tenemos que respetar la genética y la anatomía. Hay estructuras óseas y musculares que no se pueden modificar. Y hoy, que se está revalorizando quizá como nunca la estética de la cola, se pueden usar tratamientos más o menos invasivos para mejorar las condiciones naturales de cada paciente."
Según registros de la Academia Sudamericana de Cirugía Cosmética (ASCC), las gluteoplastias crecieron un 20% si se las compara con la cantidad de tratamientos que se hicieron en esta misma época del año pasado, como lo confirmó el doctor Guillermo Galgano, miembro de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica.
Esta tendencia, que los especialistas consultados atribuyen a la moda, las revistas y la televisión, con imágenes de una perfección anatómica al borde de lo irreal, acerca la demanda de los tratamientos para los glúteos a la de cirugías mamarias hasta los 45 años. Luego, las arrugas siguen liderando el ranking de consultas.
Hilos tensores, rellenos, prótesis, transferencia de tejido graso propio, lipoaspiración o una batería de aparatos para reafirmar o reducir los glúteos son parte de ese arsenal disponible y mucho menos traumático que las pocas opciones quirúrgicas de años atrás.
"Sí, tenemos un conjunto de opciones, pero no debemos descartar la actividad física. Nunca nada va a reemplazar a la buena alimentación y la actividad física", agregó Ferreira, que el mes que viene presidirá en nuestro país el XIII Congreso Internacional de Medicina y Cirugía Cosmética ( http://www.academiasudamericana.com/ o (5411) 4821-3192). Allí, más de 800 especialistas también debatirán esta novedosa tendencia estética.

Sólo colas lindas

Simetría, proporción y armonía son la fórmula imbatible para obtener resultados óptimos. "En la televisión y las revistas no se ven colas feas... Evidentemente, los retoques (de las imágenes) hacen más maravillas que el quirófano", concedió Galgano con bastante humor y algo de ironía. Es que, según coincidieron los expertos, muchas veces es difícil convencer a los pacientes de que lo que ven en una fotografía es posible con ayuda de un software que borra estrías y hasta reduce contornos con un par de clics del mouse.
"Se van a tener que ir conformando o les tenemos que dar un shock de realidad, porque si no, el problema aparece cuando el paciente vuelve al consultorio y dice que no es lo que quería", dijo Galgano.
Y para eso Ferreira apuesta a una buena relación médico-paciente: "Es como un puente, que se construye desde las dos orillas: las dos partes tienen que estar bien orientadas para poder coincidir. El médico con su idea de cuál es el objetivo y el mejor resultado posible, y el paciente con su fantasía. Esas dos partes deben unirse con un objetivo real, y en eso la experiencia profesional es fundamental. Si no, caemos en la falsa idea de la perfección. Tendemos a eso, pero es un paradigma".
De los procedimientos disponibles, los tres más utilizados son la lipoescultura de la zona periférica del glúteo, ya sea con la técnica tradicional o con ultrasonido; los tensores glúteos, y las prótesis de siliconas. "Lo importante es saber indicarle a cada paciente lo que necesita. No hay que operar a todos ni todos los que consultan deberían hacerse tratamientos porque estarían perdiendo el tiempo, dinero e ilusiones", señaló Ferreira.

Cuestión de moda

La ropa de cada temporada también influye en este mayor interés por poner a punto los glúteos. "La moda exagera los defectos femeninos, como las calzas o los pantalones de tiro corto -ejemplificó Galgano-. Hay mujeres preciosas y que no pueden usarlos porque les deforma el cuerpo. Todo parece bastante andrógino: colas cortas con espaldas largas."
Y eso también genera frustración en personas con cuerpos dentro de los parámetros normales, según los conceptos de simetría, armonía y proporción. "¿Cuál es el regalo de 15 de moda? El viaje a Miami o la prótesis", dijo Galgano. Y Ferreira agregó: "La palabra más difícil para nosotros es «No», porque hay que fundamentarlo. A los 15 no se puede operar, salvo una asimetría congénita o algo excepcional que lo justifique. Y a veces, los adultos no lo comprenden".
lanacion.com