lunes, 15 de agosto de 2011

Con erotismo y arte, los museos del sexo ya son una tendencia

Hay un museo en Moscú que revive el enfrentamiento de EE.UU. y Rusia, pero en este caso hablar de Guerra Fría parece inapropiado. La obra principal del Tochka G es un cuadro con las figuras de Barack Obama y Vladimir Putin “calzados” con penes con forma de misiles. El primer museo sexual de Rusia fue inaugurado el mes pasado en Arbat, la famosa calle para turistas de Moscú. Tiene 800 metros cuadrados y es el más grande del mundo, superando a los museos de temática sexual que hay en Nueva York, Los Angeles, Praga, México, París, Corea del Sur y, por supuesto, Amsterdam. Es que la oferta turística de las grandes ciudades contempla cada vez más este tipo de espacios.
Al ingresar al Tochka G (Punto G, en ruso) los visitantes se topan con dos falos de dos metros de alto cada uno, uno decorado con las espirales azules y blancas de las tradicionales cerámicas rusas, y el otro en un color “piel”. Pero la principal atracción es una pintura al óleo de la artista Vera Donskaya-Khilko que muestra a Putin y a Obama parados frente a frente mientras se preparan para pelear con dos penes enormes. Hay además pinturas de orgías, de sirenas con dos pares de senos y de hombres sirviendo cócteles sobre sus erecciones. Se exhiben también preservativos soviéticos en estuches de vidrio, latas de vaselina art decó de la era soviética y viejos folletos rusos sobre “las enfermedades de las mujeres”. Para el fundador y curador de este lugar, Alexander Donskoi, el museo no está dedicado en realidad al sexo. “Se trata de un proyecto sobre la libertad”, aseguró Donskoi, fuerte crítico del régimen de Putin.
El contenido del museo no escapa demasiado del que tienen los otros museos sexuales que hay en el resto del mundo, una tendencia en crecimiento. El de Nueva York fue inaugurado en 2002 y está en la Quinta Avenida. Tiene el clásico recorrido por la evolución de la sexualidad, muestras virtuales y de fotografía erótica, y un total de 25.000 objetos en exhibición. Y forma parte del circuito de museos a los que se puede acceder con el “New York Pass”. El museo de Londres se llama Amora y abrió en 2007. Además de fotos y objetos de todas las eras, lo más novedoso son los videos explicativos para mejorar el rendimiento sexual y el túnel “Amorgasm”, donde se pueden escuchar grabaciones de personas emitiendo sonidos durante un acto sexual.
En Corea del Sur está el Love Land, una isla en donde muchas parejas pasan la luna de miel. Es una suerte de espacio temático en donde se pueden ver representaciones del Kama Sutra en tamaño gigante. En China también intentaron hacer un museo de estas características, pero no fue bien visto por la comunidad de Chongqing, donde iba a estar ubicado, y la obra quedó inconclusa. Y el pionero, claro, está en Amsterdam: el Templo de Venus abrió en 1985 en el barrio rojo y cada año es visitado por más de 500.000 personas.
clarin.com