miércoles, 31 de agosto de 2011

Con el celular: Cómo vigilar lo que pasa en casa desde muy lejos

Con el celular: Cómo vigilar lo que pasa en casa desde muy lejos  
Hoy es posible monitorear puntos críticos de una casa, una oficina o un local desde un teléfono celular. Y para hacerlo no hace falta un equipamiento muy sofisticado; alcanza con una cámara IP (cableada o Wi-Fi), un celular de gama media o alta, un router y una buena conexión a Internet.
Montar un pequeño sistema de monitoreo (de una a tres cámaras IP) no requiere una gran inversión ni demasiadas complicaciones. Sin embargo, para su puesta en funcionamiento (sobre todo al configurar el router) es posible que se necesite recurrir a alguna mano experta.
Las cámaras IP son equipos que pueden registrar imágenes fijas o en movimiento (en algunos casos con audio) y enviarlas a Internet sin necesitar para ello una computadora. Por eso se las puede sumar a las redes hogareñas existentes con sólo conectarlas al router. Las hay de las que necesitan cableado o inalámbricas. Con las sin cable –sobre todo si se colocará más de una– hay que tener cuidado, porque consumen un considerable ancho de banda y pueden afectar el normal funcionamiento de la red Wi-Fi.
En el mercado local se consiguen cámaras IP hogareñas de varias marcas, entre ellas están TP-Link, Linksys, D-Link y Trendnet. Y sus precios parten de unos 460 pesos.
Una vez instalada la cámara sobre la zona a monitorear, hay que configurarla y, sobre todo, hacer los ajustes necesarios en el router para que luego sea posible acceder a las imágenes generadas por la cámara desde diferentes dispositivos.
Cuando cámara y router estén listos, las imágenes captadas podrán ser vistas desde las computadoras de la casa, desde cualquier otra computadora con acceso a Internet, y desde celulares.
En todos los casos, para comenzar a acceder a las imágenes en forma remota convendrá revisar el manual de la cámara IP, ya que el asunto, sin ser muy complejo, tiene sus vueltas.
Según le explicó a Next Sergio Fasano, del Instituto Cetia, hay tres modos de monitorear desde el celular. Uno es hacerlo desde el navegador WAP del teléfono. En este caso, se accederá a imágenes fijas de lo capturado por la cámara, que se renovarán cada vez que se active el comando “Actualizar” del navegador.
Una segunda alternativa es usar un navegador web común, similar al que se usa en las computadoras. Esta alternativa es posible en teléfonos de gama media o alta. En este caso, si la conexión a Internet tiene un ancho de banda de buena calidad, podrá verse video con fluidez.
Una tercera alternativa para ver lo registrado por una cámara IP desde un celular son las aplicaciones específicas para ese fin. “Hay varias, compatibles con los sistemas operativos móviles más usados”, explica Fasano. Una de ellas es Mobiscope, que funciona con los sistemas operativos Android, Windows Mobile, y en teléfonos iPhone, BlackBerry y en todos los que acepten la tecnología Java.
clarin.com