jueves, 18 de agosto de 2011

Alinear dientes sin que se note



Hay dos cosas que saltan a la vista cuando uno conoce a Alicia Bottiroli: que es coqueta y que tiene una sonrisa envidiable.
"¡Ahora!", retruca, riéndose, esta ortodoncista del Círculo Argentino de Odontología y profesora de la Universidad Católica Argentina. Y enseguida muestra que, aunque no se note, tiene colocado un alineador dental transparente, una de las placas de plástico que viene usando 22 horas por día y que le permitieron corregir la posición de un incisivo inferior que estaba bastante más atrás de lo deseable.
Además de ser una de las especialistas certificadas (ya son alrededor de 200 en todo el país) que utiliza un nuevo sistema de alineación mediante tecnología digital 3D, Bottiroli es una usuaria entusiasmada por los resultados que experimenta en su propia boca: "Hacía tiempo que no me sentía cómoda con mi sonrisa y en el consultorio hablaba mucho con el barbijo puesto -cuenta-, pero me daba «fiaca» empezar con los brackets y los alambres, aunque como ortodoncista los tenía al alcance de la mano."
Del mismo modo en que los implantes representaron una alternativa tecnológica de avanzada frente a las prótesis tradicionales, este nuevo sistema, que se utiliza especialmente en adultos, ofrece interesantes beneficios: "Los alineadores son muy cómodos, prácticamente no se ven, se retiran para comer y realizar la higiene dental, se pueden mover los dientes por separado como unidades individuales y además permite conocer el resultado por anticipado, porque la tecnología CAD/CAM desarrolla modelos virtuales tridimensionales de cada etapa secuencial. Es decir, se simula el movimiento desde la posición inicial hasta la final, de acuerdo con el plan acordado entre el odontólogo y su paciente", explica la doctora Gabriela La Valle, una de sus introductoras en el país.

A PEDIR DE BOCA

Como en la ortodoncia tradicional, el especialista deberá tomar impresiones de silicona de los maxilares, el registro de la mordida, fotografías, y radiografías. "Nos envía todo eso junto con su diagnóstico y el plan de tratamiento prescripto -detalla La Valle-. Nuestros técnicos digitalizan los modelos y obtienen la imagen virtual tridimensional con un escáner láser de última generación. Se hace un plan de corrección que el ortodoncista puede analizar directamente en su computadora y, tras su conformidad, se procede a la fabricación de la serie de alineadores."
Cada uno se utilizará día y noche durante tres semanas, hasta la siguiente consulta con el especialista, que verifica que todo progrese como se había pautado y entrega el nuevo alineador.
"Son muy amigables y prácticamente no duelen. Es decir, el paciente siente como si se probara un par de botas nuevas -dice La Valle-. Hay un estándar de movimiento fisiológicamente esperable y con este sistema movemos menos de la mitad de eso. Es posible porque cuando utilizamosbrackets , por ejemplo, lo que ejerce la fuerza es un cuadradito que ocupa un 15% del diente. Esto calza como un guante y la fuerza es mucho más compacta."
Desaconsejado para chicos (precisamente porque los alineadores son removibles y no sirven si no se usan el tiempo necesario), Bottiroli destaca que la novedad viene a dar respuesta a una demanda de los pacientes, que cada vez más recurren a la ortodoncia en la adultez.
"Suele suceder que desde los 40 en adelante haya una dispersión de las piezas superiores y un apiñamiento de las inferiores -dice-; esto es consecuencia de que vamos perdiendo altura en los molares y los dientes chocan más. Un tratamiento de ortodoncia implica un compromiso a dos años de plazo, y este sistema permite que, ante una situación excepcional (si uno pasa por el Registro Civil, por ejemplo), pueda retirarlo. Si se tiene que ir de viaje por dos meses, se lleva los alineadores por adelantado y los va cambiando cuando corresponde. Por otro lado, el paciente puede saber exactamente cómo va a estar su dentadura en cada momento."
Las especialistas subrayan, sin embargo, que el nuevo sistema no reemplaza totalmente a la ortodoncia usual, "que no sólo permite alinear dientes, sino también restablecer el equilibrio dento-músculo-esqueletal". Se calcula que su costo es alrededor de un 20% más caro.
"Este sistema se originó en los Estados Unidos, pero en el país se manejó de forma incluso más prolija que allá. Aunque para movimientos muy complejos no anda tan bien, es interesante y los pacientes están contentos -comenta el doctor José Carlos Elgoyhen, profesor emérito, ex titular de la cátedra de Ortodoncia de la Universidad del Salvador y ex director de la carrera de posgrado de la Sociedad Argentina de Ortodoncia, que no tiene ningún lazo comercial con la empresa que comercializa los alineadores-. Es una solución nueva que ofrece un recurso más. La ventaja obvia es la estética y su aplicación principal, en pacientes adultos."
lanacion.com

3 comentarios:

Facundo dijo...

Buena nota, el sistema es el de KeepSmiling. Yo los estoy usando. Altamente recomendable para los que no quieren usar brackets.

Sofia B dijo...

Hola Facundo, vos utilizaste estos alineadores KeepSmiling, porque quiero empezar pero quiero saber si funcionan

Marielaa dijo...

Yo los estoy usandooooo, voy 4 semanas pero ya se me notan un poco los cambioss.......busquen los odontologos en la pag keepsmiling.com.ar, que anda muy bien .....saludosss