lunes, 25 de abril de 2011

¿Te duele el pecho? No lo minimices


El dolor precordial o dolor de pecho es un verdadero desafío para los médicos clínicos y cardiólogos. Es el principal síntoma de los Síndromes Coronarios Agudos, cuadro clínico generado por la obstrucción de las arterias coronarias encargadas de la irrigación del músculo cardiaco. La importancia de dicho síntoma radica en que es el síntoma cardinal de la enfermedad cardiovascular, principal causa de muerte en todas partes del mundo.
En los últimos años diversos autores han publicado estudios que revelan que entre el 2 y el 13 % de los pacientes que consultan a un Servicio de Emergencias son enviados a su domicilio cursando un Síndrome Coronario Agudo (infarto de miocardio) no diagnosticado. Y también se ha comprobado que entre un 30 y un 70% de los pacientes internados en Unidad Coronaria por sospecha de Síndrome Coronario Agudo no tienen confirmación de dicho diagnóstico al alta hospitalaria. Esto se traduce en elevados costos para el paciente, la cobertura médica o el sistema de salud.
El tercer inconveniente generado en esta población es la demora en iniciar un tratamiento adecuado, cuyo objetivo es la apertura de la arteria obstruida, generando un impacto negativo en el pronóstico de estos pacientes.
"El ICBA (Instituto Cardiovascular de Buenos Aires) cuenta desde 1997 con una estructura edilicia y un Protocolo Diagnostico dedicado a los pacientes con Dolor Precordial dudoso o atípico, que no presentan cambios electrocardiográficos sugestivos por falta de irrigación en el músculo cardiaco, los cuales podrían estar presentando un Síndrome Coronario Agudo (Infarto) con un dolor precordial y un electrocardiograma ambos aparentemente normales", explica el doctor Diego Conde, médico cardiólogo del ICBA.
Este Protocolo consiste en dejar a los casos dudosos o sospechosos de presentar un Síndrome Coronario Agudo durante un periodo de 8 horas en observación, mientras se le realizan electrocardiogramas de control y enzimas cardiacas.
Luego de más de cinco mil consultas por dolor precordial en el ICBA, se ha observado entre los pacientes con cuadros inicialmente "dudosos", que un 12% reúne criterios de internación definitiva durante la observación porque cursan efectivamente un Síndrome Coronario Agudo, y el restante, el 88 % es enviado a su domicilio luego de la misma.

Así se ha conseguido en el ICBA reducir las internaciones innecesarias en Unidad Coronaria en un 5 % y la tasa de Infarto Agudo de Miocardio no diagnosticado al mes del alta de la Unidad de Dolor a menos del 1%.
Estos resultados se traducen en importantes mejorías de la relación costo-efectividad y fundamentalmente en el pronóstico de nuestros pacientes.
lanacion.com