miércoles, 27 de abril de 2011

Los argentinos no creen mucho en la Justicia, pero acudirían a ella



La confianza de los argentinos en la Justicia se mantiene baja, aunque creció durante el último año, según la última medición de un sondeo que realiza todos los años el Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (Fores), la Universidad Torcuato Di Tella y Fundación Libertad.
El estudio fue publicado ayer por Fores y se elaboró sobre la base de un relevamiento realizado en marzo último. Según el documento, en una escala de cero a cien, en la que cero es nada de confianza y cien es plena confianza, los entrevistados calificaron a la Justicia con un 53,9. Si se comparan los resultados con los hallazgos de la anterior medición, hecha en marzo del año pasado, se puede ver que la confianza se incrementó 3,4 puntos.
La trayectoria es ascendente también si se la compara con los resultados de años anteriores. De hecho, este año el Indice de Confianza en la Justicia fue el más alto desde julio de 2004, cuando se realizó por primera vez la medición. Aquel año, fue de 46,4 puntos, la marca más baja registrada por Fores.
Para llegar a este diagnóstico se entrevistó a 800 personas mayores de 18 años en todo el país. Se elaboraron dos subíndices: el primero tomó en cuenta en qué circunstancias alguien recurriría a la Justicia: así, el 80% dijo que "seguramente" o "probablemente" lo haría ante un conflicto patrimonial; el 78% en caso de tener algún conflicto familiar (como, por ejemplo, en un divorcio cuando su cónyuge no quisiera darle la parte que le corresponde), y también el 78% acudiría a la Justicia ante un problema laboral.
El otro subíndice evaluó la percepción que tienen los argentinos en forma abstracta de la Justicia. Así, en cuanto a tratar a todos por igual, el 58% dijo que es poco confiable, y el 18%, nada confiable, contra sólo un 22% que dijo que es confiable y un 2%, muy confiable.
En términos de eficacia, el 57% dijo que es poco confiable, y el 16%, nada confiable, contra el 24% que dijo que es confiable y el 2%, muy confiable; el 1% no contestó. En cuanto a la honestidad, el 54% dijo que la Justicia es poco confiable, y el 22%, nada confiable. En cambio, para el 23% resulta confiable y el 1% no contestó.
Pasando en limpio los datos, se puede decir que si bien los argentinos desconfían de la honestidad, la imparcialidad y la eficacia de la Justicia, en caso de tener conflictos familiares, patrimoniales o laborales, no dudarían en recurrir a ella.
lanacion.com