martes, 19 de abril de 2011

Confirmada la relación entre varios fármacos contra la osteoporosis y las fracturas



Después de una larga revisión, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha concluido que los bifosfonatos, una clase de medicamentos habitualmente empleados contra la osteoporosis, aumentan el riesgo de fractura de fémur.
Se trata de una fractura atípica que sólo ocurre en un pequeño número de los casos pero que, según parece, tiene una relación directa con la ingesta de estos fármacos.
Por eso, el organismo europeo señala que todos los medicamentos que contienen bifosfonatos deberán incluir en su prospecto una advertencia sobre este riesgo de fracturas.
Con todo, la Agencia ha señalado en un comunicado que "los beneficios de estas medicinas en el tratamiento y prevención de los trastornos óseos continúan superando a sus riesgos".
Los profesionales sanitarios, continúa el texto, deben saber que entre las personas que están en tratamiento con estos fármacos puede ocurrir, de forma rara, una fractura atípica de fémur.
Por eso, en estos enfermos, "debe revisarse regularmente la necesidad de continuar con el tratamiento, especialmente después de cinco o más años de uso", subraya el documento. Además, si se sospecha de una posible fractura en una pierna, el fémur de la otra extremidad inferior también deberá someterse a una evaluación.
En el mismo sentido, la agencia señala que los pacientes en tratamiento deben conocer este riesgo y "consultar con su médico si sienten algún dolor, debilidad o molestia en el muslo, la cadera o la ingle, ya que esto puede ser un indicador de una posible fractura".
elmundo.es