domingo, 24 de abril de 2011

TALASEMIA: Una afección hereditaria y poco común


Bianca, de 7 años, padece de talasemia, un raro trastorno hereditario, caracterizado por la producción defectuosa de hemoglobina, que lleva a una disminución de su producción y a un aumento de la destrucción de glóbulos rojos.
Cada 21 días, la pequeña Bianca asiste regularmente al hospital de pediatría profesor Juan Pedro Garrahan para recibir transfusiones de sangre, tratamiento que reciben los pacientes que padecen los tipos más graves de la enfermedad, que ayuda a mantener la hemoglobina a niveles casi normales y a prevenir otras complicaciones, como la insuficiencia cardíaca y las deformidades óseas.
La cura que tiene la talasemia es el trasplante de médula ósea. Este método es eficaz cuando el donante es perfectamente compatible desde el punto de vista genético.
Los miembros de la familia suelen ser posibles candidatos, pero en el caso de Bianca (luego de haber sido sometidos todos los integrantes de la familia a los estudios de histocompatibilidad requeridos), ninguno de ellos está en condiciones de ser donante.
"Ahora está bien, pero a medida que vaya creciendo, la salud de Bianca se irá deteriorando. Se tiene que hacer la operación para que tenga una calidad de vida medianamente buena", dijo ayer su madre. En Italia, adonde la familia viajó expresamente y visitó dos clínicas especializadas, una en Roma y otra en Milán, se han realizado varias intervenciones de este tipo y con resultados exitosos.
lanacion.com