sábado, 30 de abril de 2011

LA FORMA COMO CHARLA UNA PAREJAPUEDE PREDECIR EL EXITO DE LA RELACION

Un grupo de psicólogos norteamericanos cree haber descubierto la clave para conocer de antemano si una relación amorosa tendrá éxito. No es cuestión de que los amantes tengan valores similares, una personalidad complementaria o una apariencia física grata para ambos. Hay algo más. Y se esconde en su charla. No en lo que dicen -no son fundamentales piropos ni zalamerías, aunque tampoco sobran-, sino en cómo lo dicen y en la facilidad que tienen para entenderse, a veces sin necesidad de sustantivos. La investigación, publicada en Psychological Science, la revista de la Asociación para la Ciencia Psicológica en EE.UU., señala que las personas que hablan en estilos similares son más compatibles. Se trata, como comúnmente se dice, de que una pareja «hable el mismo idioma».
El estudio se centra en palabras llamadas «palabras de función». No son sustantivos ni verbos, sino términos que muestran cómo se relacionan los primeros, palabras como «el», «un», «que», «otra cosa», «su», «ya....». Son difíciles de definir de manera explícita, pero las usamos continuamente. Según uno de los autores del estudio, James Pennebaker, de la Universidad de Texas en Austin, la forma en la que usamos estas palabras constituye el estilo de nuestra escritura y nuestra forma de hablar.
«Las palabras funcionales requieren habilidades sociales para ser utilizadas», apunta el investigador. Por ejemplo, «si yo hablo de algo y en unos pocos minutos hago alguna referencia a ese algo con un artículo, usted y yo sabemos a qué se refiere», pero alguien que no ha estado en la conversación no lo entendería.
Pennebaker y sus colegas examinaron si el estilo de la conversación oral de una pareja puede predecir el comportamiento futuro de las citas y la fortaleza a largo plazo de las relaciones. Para ello, los investigadores realizaron dos experimentos.
Cuatro veces más posibilidades
En el primero, parejas de universitarios charlaban durante cuatro minutos mientras su conversación era grabada. Casi todas recurrieron a los mismos temas: ¿Qué estudias? ¿De dónde eres? ¿Qué te parece la universidad? Todas las conversaciones sonaban muy parecidas, pero un análisis de texto posterior revelaba marcadas diferencias en la sincronía del lenguaje. Las parejas con un mismo estilo de lenguaje tenían más cuatro veces más posibilidades de querer una segunda cita que las parejas con estilos de lenguaje diferentes.
Un segundo estudio reveló el mismo patrón en chats online durante diez días de parejas que ya estaban saliendo. Casi el 80% de las parejas cuyo estilo de escritura era similar seguían enamoradas tres meses más tarde. Entre los que utilizaban formas diferentes de comunicarse, el porcentaje de los que todavía se querían después de ese tiempo descendía casi un 30%.
Según el estudio, lo que la gente se dice es importante, pero la forma en la que se expresa puede ser aún más reveladora. Como dice Pennebaker, «lo maravilloso de esto es que nosotros no tomamos la decisión, sino que, simplemente, sale de nuestras bocas». Si quieres saber qué compatibilidad tienes con tu pareja, puedes responder a las preguntas que los investigadores hacen en esta web (en inglés).
ABC.ES