martes, 24 de agosto de 2010

Miss México coronada como la mujer más guapa del Universo

Después de dos horas de gala, en la que pudimos ver a las 83 participantes desfilando en trajes tradicionales de su país, bañadores y vestidos de fiesta , Jimena Navarrete, que representaba a México, fue coronada como la mujer más guapa del Universo. El segundo lugar fue para Yendi Phillipps, Miss Jamaica.
Así lo quisieron jueces tan dispares como el medallista olímpico Evan Lysacek o la actriz Jane Seymour, conocida por encarnar a la doctora Quinn en la televisión. Para los jueces fue esencial el desparpajo, la simpatía y la elegancia de Jimena, que recibió la preciada corona con llamativo vestido rojo. Además, la representante mexicana, de 22 años, supo desenvolverse muy bien ante uno de los momentos más difíciles del concurso: la pregunta.
Los jueces interrogaron a Navarrete, nacida en Guadalajara, sobre internet. La modelo salió al paso y contestó que, a pesar de que es una herramienta fundamental en nuestras vidas "no debemos olvidarnos de inculcar a nuestros hijos los valores de la familia y educarles para que hagan un buen uso de la red". La respuesta, con los ingredientes políticamente correctos que tanto entusiasman a los jueces, fue su pasaporte final a la corona.
Menos suerte tuvieron las otras cuatro finalistas. Miss Filipinas simplemente no acertó a contestar a la pregunta sobre cuál había sido el mayor error de su vida y cómo lo había solucionado. "En 22 años no he cometido ningún error. Quiero dar las gracias por estar aquí", fue todo lo que pudo expresar. A Miss Jamaica le tocó mojarse con el complicado tema de la pena de muerte y la representante australiana salió como pudo de la controvertida cuestión de la libertad de vestimenta.

Gran decepción en Venezuela
Mientras en México celebraban que después de 19 años por fin volvían a ganar el concurso, en Venezuela, que hasta el momento podía presumir de haber coronado a las dos últimas Miss Universo, no se podían creer que su candidata, Marelisa Gibson, ni siquiera fuera seleccionada entre las quince más guapas. Un duro golpe para un país que vive el concurso de belleza con la misma intensidad que los países más 'futboleros' viven el Mundial.
Tampoco pudieron pasar el corte de las 15 más bellas otras favoritas como Miss Haití, que se había ganado el cariño del público por mostrar su gran compromiso con el pueblo haitiano, y Miss EEUU, que -aunque musulmana- en los últimos días había saltado a los medios de comunicación por posicionarse
en contra de la construcción de una mezquita en la 'zona cero'. La española Adriana Reverón tampoco pasó el estricto corte de los jueces y no fue clasificada entre las quince mejores.
Pero sin duda una de las grandes sorpresas la dio Miss Irlanda, que partía como favorita en las apuestas de internet, pero no fue clasificada entre las cinco finalistas.
Más de 12.000 personas presenciaron en directo en el Mandalay Bay Resort y Casino de Las Vegas como la venezolana Estefanía Fernández pasaba la corona a su emocionada sucesora. El momento, uno de los de más audiencia del año en algunos países Latinoamérica fue retransmitido en 190 países.
elmundo.es