martes, 24 de agosto de 2010

Ideal para padres: hay cada vez más bares para tomar café y mantener a los chicos entretenidos

En Buenos Aires, las propuestas gastronómicas para padres e hijos ya no se limitan solamente al clásico restaurante con pelotero. Hay nuevos espacios donde los adultos pueden relajarse –tomar un café o charlar con amigos–, mientras sus chicos juegan en un lugar especialmente diseñado para ellos, con coordinadores de juegos y actividades más novedosas y atractivas. El fin de semana pasado, por ejemplo, abrió sus puertas en Belgrano, Mundo Discovery. Se trata de un café, espacio de juegos y salón de fiestas con el sello de Discovery Kids, el canal para chicos sub-cinco. “Nos parecía clave crear un lugar donde los chicos se diviertan y los padres tengan un rato de tranquilidad. A veces las mañanas son muy largas, cuando los chicos se levantan muy temprano, y un padre necesita un espacio para leer el diario, navegar por Internet o encontrarse con un amigo”, explica Francisco Aguiar, unos de los que desarrolló el proyecto y director de licencias de GranTV. “Hacerlo con esta modalidad de bar tiene que ver con el concepto de recreo. En la Argentina, hasta ahora la oferta estaba más vinculada a restaurantes”, agrega Aguiar.
Mundo Discovery está abierto de martes a domingo, de 11 a 19. La hora de juegos para los chicos cuesta $ 25 los días de semana y $ 30 los fines de semana. Además, funciona un salón para fiestas infantiles con un costo que va de $ 2500 a $ 4500 con una base de 25 chicos y 10 adultos. Para los padres, la propuesta gastronómica incluye repostería y cafetería gourmet y opciones saludables como sandwichs y ensaladas.
Se trata del primer espacio de este tipo que el canal lanzó en América Latina, pero sus creadores aseguran que el modelo se expandirá por otros países con franquicias. “Es un proyecto ambicioso. Es transformar lo que pasa en el canal en una experiencia a los consumidores”, señala Diana Carrizosa, directora de licencias para América latina de Discovery Kids. Otro ejemplo es Pequeña Sociedad, en Palermo. La propuesta nació hace dos años y cuenta con clientes fieles. “Hay gente que viene desde que abrimos y vemos crecer a sus hijos. Muchas madres vienen con su laptop y aprovechan para trabajar un rato”, cuenta Mariela Vernik, una ex productora de televisión, que diseñó el lugar junto a su mamá. “Es un bar con espacios de juegos para chicos, divididos por edad. Todos los espacios están coordinados por maestras y profesores, no ‘cuidachicos’”, dice Vernik, que creó el espacio luego del nacimiento de su hija. La hora de juego cuesta $ 25 más una consumición mínima de $ 18. La comida es artesanal y la clásica chocotorta uno de los platos más pedidos. Una propuesta que tuvo éxito fue “cumpleaños para mamás”, que permite a las mujeres disfrutar su día con sus amigas mientras los chicos juegan. En Palermo, con una propuesta similar, también está el bar Recursos Infantiles.
cronista.com