martes, 31 de agosto de 2010

Qué hacer cuando queremos dejar de fumar

Cada vez es más fuerte la lucha que se emprende contra el tabaco en nuestra sociedad, y esto viene determinado principalmente por el cada vez más conocimiento sobre lo nocivo que es el tabaco para la salud de todas las personas, tanto las que fuman, como las que no.
Todas las personas que fuman son conscientes del riesgo al que están expuestos, y gracias a esto, muchos de ellos intentan de dejar este vicio para mejorar su salud. Es un arduo trabajo pero increíblemente reconfortante y extremadamente beneficioso para nuestra salud.
Dejar de fumar es la mejor decisión para nuestra salud, tanto actual, como futura. Hay que saber que no estamos solos en este difícil camino, sino que podemos pedir ayuda a nuestro médico para facilitar nuestro trabajo.
Una vez que hemos decidido que queremos dejar de fumar, lo más idóneo es elegir un día para dejar el vicio, día al que llamaremos “día D”, a lo largo de los 30 días siguientes. Durante ese tiempo lo que haremos será prepararnos mentalmente para ese día. Para ello sería idóneo:
Deberíamos comunicar la decisión a nuestra familia, amigos y compañeros. Necesitamos compresión y ayuda en ellos. Pidámosles que no fumen delante de nosotros y que no nos ofrezcan tabaco
Hacer una lista con tus verdaderos motivos para dejar de fumar
Identificar las situaciones que más asocias a fumar y luego busca alternativas
Si ya has intentado dejar de fumar antes, identifica lo que te fue más útil y los motivos que te llevaron a recaer, para así poder evitar los mismos errores.
No fumes en cuanto te apetezca, deriva el deseo de algunos cigarrillos hasta dentro de unos momentos y elige lugares o situaciones en los que sueles fumar y no lo hagas más (en el coche, en la habitación, tomando café, etc.)
Empieza a hacer ejercicio, te ayudará a controlar los síntomas de abstinencia
Aprende a relajarte: la mayor parte de técnicas de relajación consisten en respirar lenta y profundamente
Aunque par dejar de fumar es necesaria siempre tu voluntad, hay fármacos que te pueden ayudar, pide consejo a tu médico, enfermera o farmacéutico
Estos son algunos de los consejos que nos pueden ayudar a la hora de afrontar esta decisión. Muchas personas dejan de fumar a diario, si te lo propones, tú también puedes conseguirlo. ¡Ánimo!


Dejar de fumar: después del "día D"
Recientemente en Vitónica publicábamos un artículo sobre dejar de fumar en el que se daban algunos consejos de cara a afrontar este arduo camino de eliminar por completo este vicio.
Uno de los consejos era elegir un día para dejar de fumar, al que llamaríamos “día D”, y hasta entonces la tarea que tendríamos sería la de prepararnos mentalmente para ese momento en el que dejaríamos de fumar. Lo siguiente, sería prepararse para después de ese día D:
No debemos pensar “no fumaré en toda la vida”, tan solo concéntrate en el día presente y piensa “hoy no fumaré“.
Si aparece un deseo muy fuerte de fumar, tienes que saber que cede en poco minutos y que con el tiempo será cada vez menos intenso y frecuente. Piensa en otra cosa y recuerda los motivos por los que quieres dejar de fumar.
Si tienes insomnio lo más recomendable es evitar el café y las bebidas con cafeína. En su lugar puedes tomar infusiones relajantes y hacer más ejercicio.
Si te encuentras más cansado, intenta aumentar las horas de descanso y de sueño.
Hay que saber que dejar de fumar y mantener el peso es completamente posible, simplemente intenta comer más frutas, beber más agua y zumos y hacer más ejercicio.
Recuerda que es esencial la abstinencia total, el no fumar absolutamente nada. Así que no cedas nunca, ni siquiera por un solo cigarrillo, ni por una sola calada, ése es el origen de la recaída. Hay que evitar las falsas seguridades como el “por uno no pasa nada”.
vitonica.com