martes, 31 de agosto de 2010

Habrían encontrado en un lago de Rusia el “oro de los zares”

En las profundidades del inmenso lago Baikal, uno de los reservorios de agua dulce más imponentes del planeta, los operadores del batiscafo ruso Mir 2, habrían hallado un millonario tesoro, que estaría compuesto por al menos una parte de un cargamento de oro, perdido en 1919, en tiempos de la Revolución Rusa. Así lo informó ayer la agencia ANSA.
Según relatos históricos, el botín perdido estaría compuesto por unas 500 toneladas de oro, lo que equivaldría hoy a casi 20 mil millones de dólares.
Desde el año pasado, la expedición submarina del batiscafo Mir 2 busca la cuantiosa fortuna, que forma parte del tesoro que habían acumulado los zares rusos antes de la revolución bolchevique que se produjo en 1917. Desde que el cargamento se perdió, se conocieron varias versiones sobre su destino. Una de ellas señala que, luego de la revolución bolchevique, el almirante Aleksandr Kolchak intentó llevar al exterior el tesoro, pero el tren que los transportaba descarriló y cayó al fondo del lago Baikal.
Según esa versión, la mitad de las reservas en oro de San Petersburgo había sido depositada en Tatarstan y luego en Siberia, para ser cargada en ese tren que debía llegar a Irkutsk. Pero la formación se dio vuelta y fue a parar las aguas del Baikal.
Decenas de intentos de encontrar el tesoro fracasaron en la época soviética y en los últimos años. Ahora, la última expedición del Mir 2 está inspeccionando las aguas en torno al viejo tren, que fue descubierto el año pasado y en cuyo interior no fueron hallados los lingotes. Según informó ayer la agencia rusa Interfax, el Mir 2 captó algo que brillaba y se presume que podría ser el tesoro perdido.
Kolchak, líder del Ejército anti-bolchevique en Siberia, fue capturado por los bolcheviques en 1920 y fusilado en Irkutsk, en Siberia, cerca del lago Baikal. Había intentado tomar el oro para comprar nuevas armas destinadas a seguir la lucha contra la naciente Federación Soviética. Pero hay otras versiones acerca del paradero del oro de los zares perdido. Según una de ellas, el oro habría ido a parar al fondo del lago Baikal mientras era transportado en trineos, tras no haber podido seguir viaje en tren. En tanto, según otra –más cinematográfica–, el tesoro habría sido escondido por soldados que luego fueron asesinados para preservar el secreto.

clarin.com