jueves, 26 de agosto de 2010

Una terapia eficaz para el melanoma avanzado

Un paso más en el tratamiento del melanoma avanzado. Un grupo de investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York desvela el éxito de una nueva terapia, aún experimental, llamada PLX4032. Según explican, podría reducir de forma significativa el tamaño del tumor del 80% de los pacientes con melanoma metastásico. Así lo recoge un artículo publicado en el último número del 'The New England Journal of Medicine'.
Como cualquier otro cáncer, el
melanoma tiene distintos estadios. "Si se diagnostica precozmente, en fases iniciales [como normalmente ocurre], la enfermedad se puede curar con tratamiento quirúrgico. Sin embargo, cuando se disemina a otros órganos, no hay ningún fármaco efectivo para tratarlo y el pronóstico es malo. La media de supervivencia oscila entre los nueve y 12 meses", explica Cristina Carrera, especialista de la Unidad de Melanoma del servicio de Dermatología del Hospital Clínic de Barcelona. Y añade: "Por suerte, y gracias a la detección precoz, el porcentaje de personas con melanoma que desarrolla metástasis en muy pequeño".
El tratamiento en estos pacientes "es todo un desafío", afirma Paul Chapman, uno de los autores del estudio. "En los últimos 20 años no ha habido avances significativos. Lo que sí hemos observado es que entre el 40% y el 60% de los melanomas están relacionados con la mutación de un gen llamado BRAF". Lo interesante de esta nueva terapia es que actúa, de forma selectiva, inhibiendo dicha alteración y reduciendo el tamaño del tumor.
Alto porcentaje de respuesta
En total , 87 fueron los participantes incluidos en esta investigación, la mayoría tenía melanoma metastásico con mutación BRAF (93%). Después del tratamiento con esta molécula, "el 81% de los pacientes de este perfil experimentaron regresión del tumor; también se observaron respuestas postivias en otras zonas afectadas como los huesos, el hígado y el pulmón", señalan los autores a lo largo del artículo.
Los efectos fueron relativamente menores: erupciones cutáneas, náuseas, fotosensibilidad, fatiga y carcinomas de células escamosas, que "se quitan fácilmente y en ningún caso obligan a los pacientes a abandonar el tratamiento", apuntan los responsables de este trabajo.
A pesar de lo esperanzador que resulta este estudio, lo cierto es que las conclusiones son aún preliminares. Chapman reconoce: "No sabemos si el tratamiento realmente mejora la supervivencia global en los pacientes con melanoma avanzado. Esto es lo que intentaremos averiguar en una siguiente fase de la investigación".
"Es importante que se examinen distintas terapias, ya que cada cáncer tiene mecanismos moleculares diferentes y conociéndolos se podrían hacer terapias dirigidas específicas más efectivas", apuesta la especialista española. Según argumenta, "hace tres meses, se publicó otro estudio sobre un tratamiento con un anticuerpo monoclonal (ipilimumab). Su mecanismo de acción es diferente: en lugar de bloquear la reproducción de las células del melanoma, estimula nuestras propias defensas antitumorales. Este estudio demostraba que mejoraba la supervivencia del melanoma metastásico".
En este punto, cabe destacar que la prevención en la exposición solar y la revisión dermatológica regular son fundamentales para detectar los melanomas en sus fases iniciales, donde el tratamiento es muy eficaz y la enfermedad se cura.
elmundo.es