lunes, 23 de agosto de 2010

Lanzan una guía para que los maestros enseñen a comer mejor

Aprender a leer las etiquetas de los alimentos y conocer cuáles son sus nutrientes clave puede convertirse en una herramienta muy útil para que padres, maestros, responsables de los kioscos y los propios chicos coman más sano en la escuela y en sus casas. Esta es una de las propuestas que incluye la guía “Qué como y cómo elijo lo que como” , que un grupo de nutricionistas de la UBA acaba de publicar y, en octubre, subirá a Internet para que la comunidad educativa la utilice.
El trabajo parte del diagnóstico preocupante de la situación nutricional de los escolares: un 10% llega a la escuela primaria con obesidad y a ellos se suma un 20% con sobrepeso. Además, por lo menos un 25% ingiere más de un 30% de las calorías necesarias.
“La idea es que los maestros aprendan y enseñen luego a los chicos que en la información nutricional de la etiqueta hay cuatro nutrientes clave: calorías, grasas totales, grasas saturadas y sodio”, explica a Clarín Sergio Britos, investigador del Programa de Agronegocios de la UBA. Su colega, Agustina Saraví agrega: “Las actividades de búsqueda y los análisis de las etiquetas permitirán que los chicos inicien un cambio progresivo, pequeño quizás, pero sustentable”. “Hay que eliminar todos los excesos, los del kiosco escolar y los de la mesa familiar”, apunta Nuria Chichizola, tesista de la carrera de Nutrición de la Universidad Nacional de Entre Ríos.
La guía, que cuenta con el apoyo de la Fundación Bunge y Born, será presentada el 27 de agosto en Rosario. En setiembre se hará una experiencia piloto en diez escuelas de Gualeguaychú y Gualeguay. Y en octubre, estará online para que cualquier escuela pueda usarla.

clarin.com