viernes, 27 de agosto de 2010

Alemania prohibiría usar Facebook como filtro para contratar personal

BERLIN (AP).- ¿Alguna vez lo pensó dos veces antes de colocar la fotografía de una fiesta en Facebook , temiendo que algún día pudiera dañar su oportunidad de un empleo soñado ? Una iniciativa de ley alemana busca resolver el problema haciendo ilegal que un empleador espíe las publicaciones privadas de solicitantes de trabajo.
El proyecto de ley sobre seguridad de datos del empleado presentado por el ministro del Interior Thomas de Maiziere es el intento más reciente del gobierno para atender las preocupaciones sobre seguridad de los servicios on line, incluidas las redes sociales y Street View de Google.
Se trata además de una reacción a corporaciones que revisan los correos electrónicos de los empleados y graban a los dependientes durante sus descansos, lo cual ha detonado indignación pública en Alemania.
De Maiziere admitió que podría ser complicado promulgar algunas de las regulaciones nuevas, las cuales fueron aprobadas por el gabinete pero aún tienen que ser discutidas y aprobadas por el Parlamento.
Por ejemplo, a los empleadores se les seguirá permitiendo revisar Internet en busca de antecedentes de los solicitantes de empleo, indicó de Maiziere. Todo lo que sea público es permitido, como lo publicado en redes creadas especialmente para contactos comerciales, como LinkedIn.
Por el contrario, será ilegal convertirse en amigo en Facebook con un solicitante para revisar detalles privados, señaló, al tiempo que agregó que algunas personas parecen no discriminar sobre a quién aceptan como amigo.
"Si un empleador rechaza una solicitud con base en otros argumentos podría ser difícil de probar" que la respuesta negativa estuvo basada en publicaciones en Facebook, dijo de Maiziere.
Un solicitante de empleo rechazado que pruebe que él o ella fue rechazado con base en violación a la nueva ley podría demandar a la empresa por daños y perjuicios, apuntó.
La nueva ley también evitará vigilancia clandestina por medio de video en lugares de trabajo, particularmente en espacios privados como lavabos y vestuarios, indicó de Maiziere. Un empleador que no cumpla la nueva regla podría se multado hasta por 300.000 euros, unos 379.000 dólares.
Sin embargo, se permitirán cámaras en espacios públicos como supermercados y algunas fábricas o bodegas, si los empleados son informados sobre ellas, agregó.

lanacion.com