lunes, 23 de agosto de 2010

Las dietas más increíbles de las celebrities

Aunque parezcan perfectas, tener esos cuerpos a las celebrities no les resulta tan fácil. Muchas de ellas, como Britney Spears o Renee Zellweger, terminan en una lucha desmedida para mantenerse en línea y aún así aparecen con altos y bajos constantes. Otras se obsesionan y quedan en una extrema delgadez que las lleva al borde de la anorexia.
La revista
TMZ publicó una nota en la que figuran las 10 peores dietas que hacen las famosas.
Por ejemplo, Paris Hilton asegura que reemplaza algunas de sus comidas por el agua. Puede pasarse varias horas sin injerir bocado, eso si bebiendo agua constantemente. Otra de las celebridades que están obsesionadas con su delgadez es Victoria Beckham. Podría decirse que su menú es un poco más sano, ya que es a base de lechuga, fresas y tofu. Pero no hay dudas de que aún así deben faltarle unos cuantos nutrientes en su alimentación. Según parece, Katie Holmes intenta seguir sus pasos.
En la lista también figura Jennifer Aniston, que ingiere papillas de bebé en el desayuno y el almuerzo; luego, para la cena, algo frugal y a dormir. El total de calorías que se permite por día es de 600. ¿La razón? Está filmando una película en la que tiene que aparecer en biquini.
Por su parte, Kylie Minogue consume 200 calorías diarias más que Jennifer. Parece un poco más abundante, aunque no tanto cuando se aporta el dato de que la base de su menú es el pomelo.
Un ejemplo insólito es el de Milla Jovovich, que no come otra cosa que avena, salmón y alcauciles. Pero peor aún es la japonesa Kumiko Mori, cantante de ópera, que está segura de que si todas las mañanas desayuna agua tibia y una banana va a perder peso. Eso si, el resto del día come lo que le viene en ganas. Según dicen, a ella esta fórmula no le da resultados.
Por último, un tema aparte son las mujeres que luchan contra su peso. Una es la princesa del pop: Briteny Spears. Hasta hace dos semanas estaba otra vez fuera de línea, pero ya logró rápidamente recuperar su silueta perfecta porque tiene que presentar un nuevo disco. Si bien es conocida por su adicción a la comida chatarra, la cantante ha llegado a tomar 10 laxantes por día para volver a su peso.
Mariah Carey, quien también tiene problemas por engordar con facilidad, hace la dieta púrpura tres veces por semana. Su menú consiste en uvas, ciruelas, remolachas y otros alimentos de ese color.
Y Renee Zellweger y la celebritie de la TV norteamericana Snooki sustituyen la comida por cubitos de hielo. Debe ser bastante difícil de hacen durante el invierno.

lanacion.com