jueves, 26 de agosto de 2010

El calor de más de 30º, una de las principales causas de somnolencia al volante

MADRID, (EUROPA PRESS)
La Sociedad Española de Neurología (SEN) advierte de que dormir menos de cinco horas y el calor de más de 30 grados son las principales causas de somnolencia al volante y hacen que el riesgo de accidentes de tráfico se multiplique por siete.
Ante la operación retorno de tráfico que comienza este viernes, que coincide con una ola de calor que mantiene en alerta a 14 provincias españolas, los neurólogos han querido hacer un llamamiento a los ciudadanos para que no se pongan al volante si consumen algún fármaco, tóxico o alcohol, ya que puede favorecer la aparición del sueño de forma puntual.
Además, recuerdan que la dificultad para mantener los ojos abiertos o la cabeza erguida, estar inquieto e irritable y los bostezos repetidos son los principales síntomas que pueden advertir de cierta somnolencia y, en caso de aparecer, insisten en la necesidad de parar a descansar.
Pero como reconoce la doctora Montserrat Pujol, miembro del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y el Sueño de la SEN, "además de esto, se estima que un 2,5 por ciento de la población española padece algún tipo de trastorno del sueño como son la narcolepsia o la hipersomnolencia idiopática".
Estos trastornos, junto con factores como el 'jet-lag' o los cambios de turno en el trabajo también "afectan de modo negativo a la capacidad e conducción", de ahí que recomienden tomar precauciones antes de iniciar el viaje, sobre todo si se conduce por la noche.

La somnolencia multiplica por siete los riesgos al volante
Madrid.- Las distracciones al volante están detrás del 36 por ciento de los accidentes de tráfico y entre ellas las más comunes son las causadas por la somnolencia, que multiplica por siete la probabilidad de sufrir un accidente.
El grupo de Trastornos de la Vigilia y el Sueño de la Sociedad Española de Neurología, ante la próxima operación retorno de final de agosto, ha advertido de que las principales causas de la somnolencia al volante son dormir menos de cinco horas y el calor superior a los 30 grados.
Dormir un número insuficiente de horas, junto con otros factores como el consumo de algún medicamento, tóxico o alcohol, la apnea del sueño o las piernas inquietas son factores que provocan que un conductor pueda padecer sueño al volante de forma puntual, según esta sociedad médica, que ha cifrado en un 19 por ciento la probabilidad de sufrir un accidente, sobre todo si se conduce entre las 02.00 horas y las 05.00 de la madrugada.
Los expertos en transtornos del sueño han insistido por ello en la importancia de identificar los síntomas y descansar cuando se produzcan, ya que en
España -han señalado en una nota de prensa- se estima que hasta un 36 por ciento de los accidentes de tráfico están causados por distracciones entre las que el sueño es la más común.
"Además, se estima que un 2,5 por ciento de la población española padece algún tipo de trastorno del sueño como son la narcolepsia o la hipersomnolencia idiopática, lo que junto con factores como el jet lag o los cambios de turno en el trabajo afectan de modo negativo a la capacidad e conducción", según la doctora Montserrat Pujol Sabaté, miembro del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y el Sueño de la citada sociedad.
Las principales señales de alerta son, han señalado los expertos, la dificultad de enfocar la vista o mantener los ojos abiertos, los problemas para mantener la cabeza erguida, los bostezos repetidos, sentirse inquieto e irritable, salirse reiteradamente del carril, dificultades para localizar la ruta o acercarse al vehículo que va delante.
lainformacion.com