domingo, 29 de agosto de 2010

El porno aprovecha el avance de la TV 3D

En los últimos años, el panorama de la industria del entretenimiento adulto se vio beneficiado y perjudicado en partes iguales con la presencia del formato DVD o los contenidos en Internet. Piratería o los bajos costos en la Red son algunos de las causas que esgrimen desde las compañías del sector para explicar la baja en los ingresos de los formatos tradicionales. Sin embargo, nunca deja de estar al tanto de los avances tecnológicos.
Como ejemplo, el nuevo iPhone 4 fue visto como una buena opción de parte de algunos productores, que desean utilizar el servicio FaceTime para que las
actrices del cine adulto realicen videoconferencias sexuales .
Con el objetivo de emular el éxito económico de Avatar con una proyección tridimensional, que envalentonó a la industria cinematográfica a crear más producciones similares, una productora de Hong Kong se encuentra embarcada en una costosa producción condicionada, llamada "El sexo y el Zen: éxtasis extremo", que esperan estrenar en mayo de 2011.
"El público pagará entradas más caras para ser llevado a un mundo que nunca ha visto antes", dijo Christopher Sun, director del film. Sin embargo, este tipo de formato exige un trabajo extra durante el rodaje. "Cada toma es mucho más extensa, para poder aprovechar al máximo las características del formato", cuenta una de las protagonistas del film.


El informe de BBC sobre el tema
Stephen Siu, el responsable de la productora del film, espera que El sexo y el zen le reporte grandes beneficios con la afluencia de espectadores de la China continental, donde la pornografía se encuentra prohibida. "Para el próximo año, Hong Kong recibirá un aumento de ingresos por turistas, estimados entre un 2 y un 5 por ciento", cuenta Siu.
Con un elevado presupuesto de 3 millones de dólares, El sexo y el zen espera conseguir el rótulo de la primera película de su género filmado bajo este formato. De acuerdo a la agencia Reuters, en la carrera también se encuentra una parodia de Avatar, que produce la compañía de contenidos para adultos Hustler, y la reedición en formato tridimensional de Calígula, del director italiano Tinto Brass.

lanacion.com