sábado, 28 de agosto de 2010

De vacaciones, pero sin desconectarse

NUEVA YORK (REUTERS).- La gente solía irse de vacaciones para desconectarse. Ahora los veraneantes demandan seguir conectados.
Esa escapada a una isla desértica aislada puede quedar pronto tan antigua como enseñar las fotografías después, ya que la mayoría de los viajeros usan sus correos electrónicos, Facebook y Twitter para seguir conectados pesar a estar lejos de todo.
"Para muchos viajeros, averiguar
cómo estar conectados es tan parte del proceso de viaje como preparar el traje de baño y el protector solar", dijo Amelie Hurst, del sitio de viajes TripAdvisor.
"En el pasado esto no era una opción. Viajar iba de la mano de estar desconectado", agregó. Hurst indicó que los clientes que planifican sus destinos de forma rutinaria tienen en cuenta los mejores modos de tener a disposición buenas alternativas de acceder a Internet o a servicios de telefonía móvil.
"Los viajeros preguntan por la calidad del servicio de telefonía celular y los planes internacionales de datos.
Estar conectado puede ofrecer a los viajeros una comodidad real", explicó.
Una encuesta reciente de American Express a 2000 viajeros halló que el 77 por ciento de los estadounidenses intenta seguir conectado durante sus vacaciones a través de Internet, teléfono, redes sociales y otros canales.
La motivación es social, no empresarial. Sólo el 14 por ciento dijo que se conectarían para trabajar. "El 89 por ciento de las personas quieren hablar con familiares y amigos, para estar muy conectados en tiempo real", dijo Audrey Hendley, de American Express Travel. "Apenas hace cinco años ese no era el caso", añadió.
La conectividad significa algo más que simplemente consultar el correo electrónico.
Si bien no desean estar en contacto con el correo electrónico laboral, muchos viajeros desean seguir conectados a Internet y actualizar sus redes sociales.
"Compartir información, fotos, es un cambio en el estilo de vida, es algo así como quiero decirte algo ahora sobre mí ", dijo.
El sondeo reveló que el 20 por ciento actualizaba su perfil en las redes sociales cuando estaba de vacaciones. "Los viajeros de hoy quieren consultar sus correos electrónicos, incluso en los cruceros", dijo, y no importa lo extenso que sea el viaje.
Bután, encajonado entre India y Tibet, es uno de los países más aislados del mundo. Hendley dijo que en los alojamientos Amankora del país no hay televisión, ni radio, pero si un cliente lo necesita puede acceder a Internet a gran velocidad.
Los viajeros consideran estar conectados un derecho, no un servicio adicional. "El 65 por ciento espera tener conectividad pero no quiere pagar más por ello", dijo.
Los agentes de viaje se han subido al tren de la conectividad. John Peters, del servicio de orientación sobre viajes Tripology, dijo que el 85 por ciento de sus agentes estaban más implicados en las redes sociales para estar en contacto con los clientes durante el viaje.
"Para mí, estar conectado no significa que no esté relajado", dijo Peters. "Hace poco, en un viaje familiar a North Woods, en Wisconsin, me puse a actualizar mi perfil de Facebook, subir fotos y conversar con amigos sobre mis vacaciones cuando estaba de licencia", agregó.
A algunos, sin embargo, no les convence.
"Mi mujer encontró ridículo que yo pusiera ´conectado´ en el estado de mi perfil", confesó Peters. "Las vacaciones para ella significan estar desconectada por completo. Sus palabras exactas fueron puedes subir esas fotos cuando vuelvas a casa", añadió.
Por su parte, Hurst sugiere estudiar un poco las opciones para evitar sorpresas posteriores. "Antes de iniciar su viaje, compruebe el plan de su móvil y el costo de las conexiones a Internet en su hotel", dijo.

lanacion.com