viernes, 27 de agosto de 2010

El cáncer de tu hermano eleva tu riesgo

Que tener un familiar directo con cáncer de próstata eleva el riesgo de padecer la enfermedad es un hecho bien constatado. Sin embargo, un estudio sueco pone ahora sobre la mesa ciertas dudas sobre esta relación y apunta un factor que podría inflar este supuesto factor de riesgo: los hombres a cuyo hermano le han diagnosticado la enfermedad, tienen más probabilidades de hacerse las pruebas que acaben descubriéndole también un tumor.
De esta manera, como apuntan en las páginas de la revista
'Journal of the National Cancer Institute', el factor de riesgo que representa la familia, podría en realidad tener otros matices importantes.
Porque el cáncer de próstata es una enfermedad compleja de diagnosticar, sin una prueba de detección precoz cien por cien eficaz. Y el análisis del PSA que se emplea desde principios de la década de los noventa, podría estar en realidad detectando tumores tan pequeños que jamás hubiesen supuesto una amenaza para la vida del paciente.
De modo que el círculo que 'denuncian' los autores suecos es claro: a tu hermano le diagnostican un cáncer de próstata, tú acudes al médico movido por la preocupación familiar, te hacen el análisis, aparecen resultados sospechosos, y acaban diagnosticándote un tumor que de otro modo hubiese pasado desapercibido durante años.
Para comprobarlo evaluaron a 22.511 varones relacionados con 13.975 pacientes con cáncer de próstata diagnosticado oficialmente entre 1996 y 2006. Su riesgo de ser diagnosticados a su vez era casi tres veces superior a la población general. Y como apuntan los investigadores, curiosamente, sus mayores posibilidades se hallaban en el primer años, y se trataba en su mayoría de tumores en fases iniciales (esos precisamente sobre los que existen dudas sobre cómo evolucionarán en el futuro).
Otro elemento que les hace pensar que el riesgo familiar puede estar en realidad algo inflado, es que los varones de mayor nivel socioeconómico fueron los que más riesgo de ser diagnosticados presentaron en la muestra (a pesar de que reconocen que Suecia es un país muy homogéneo en este sentido).
Los autores, dirigidos por Ola Bratt, insisten en que a los factores genéticos que pueden estar detrás del mayor riesgo familiar relacionado con el cáncer de próstata, también hay que tener en cuenta que los varones con un familiar afectado pueden estar sometidos a una actividad diagnóstica exagerada.
elmundo.es