sábado, 28 de agosto de 2010

Científicos británicos secuencian el 95% del genoma del trigo

Científicos británicos publicaron este viernes el primer borrador del mapa del genoma del trigo, un avance que podría ayudar al desarrollo de nuevas variedades de este cereal más resistentes a enfermedades y a condiciones climáticas adversas.
Con una producción mundial de 500 millones de toneladas, el cultivo de este cereal es uno de los más importantes que se destinan al consumo humano, por lo que los científicos esperan que este avance ayude a la mejora del rendimiento de las plantaciones.
La secuenciación llevada a cabo permite a científicos y agricultores tener acceso al 95% de los genes del trigo.

Estructura compleja
Recientemente se logró secuenciar los genomas del arroz y del maíz, pero ambos son mucho más pequeños que el del trigo.
Keith Edwards, uno de los científicos de la
Universidad de Bristol (Reino Unido) que participó en la investigación, explicó que el tamaño y complejidad del genoma del trigo, cinco veces mayor que el humano, convierten su secuenciación "en un enorme reto para la comunidad científica".
Ahora trabajan en el análisis de la secuencia para seleccionar las variaciones genéticas naturales entre los distintos tipos de trigo
"Las secuencias genómicas constituyen una herramienta de gran importancia para investigadores y agricultores. Hacer públicos estos datos posibilita que investigaciones financiadas con fondos públicos tengan el mayor impacto posible", afirmó Edwards.
El proyecto, financiado por el
Consejo de Investigación en Biotecnología y Ciencias Biológicas, empleó la variedad china de trigo de primavera como "ejemplar de referencia".
Aún son necesarias más investigaciones para generar una copia completa del genoma, con los datos organizados en cromosomas.
Otro de los miembros del equipo, Anthony Hall, de la
Universidad de Liverpool (Reino Unido), declaró que "la producción de trigo está sometida a mucha presión, sobre todo por el fracaso de la producción en Rusia, que incrementa notablemente los precios".
"Ahora estamos trabajando en el análisis de la secuencia para seleccionar las variaciones genéticas naturales entre los distintos tipos de trigo, lo cual puede ayudar a acelerar significativamente los actuales programas de cultivo", agrega.
El secretario de Estado de Universidades y Ciencia británico David Willetts destacó la "importante contribución del Reino Unido al esfuerzo global por completar el mapa del genoma del trigo".

elmundo.es