miércoles, 23 de marzo de 2011

Fallece la actriz Elizabeth Taylor a los 79 años

Richard Burton y Elizabeth Taylor
Una de las últimas leyendas de Hollywood, Elizabeth Taylor, la actriz de los ojos violeta, ha fallecido a los 79 años. El anuncio lo ha hecho su agente a las cadenas de televisión estadounidenses. La actriz llevaba dos meses ingresada en el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, donde estaba siendo tratada por síntomas de insuficiencia cardiaca congestiva. Taylor, ganadora de dos Oscar, fue pionera en Hollywood, y una de sus mayores abanderadas, en la lucha contra el sida -desde la muerte en 1985 del actor Rock Hudson estuvo al frente de numerosas campañas de recaudación de fondos para luchar contra la enfermedad-.

"Mi madre fue una mujer extraordinaria que vivió al máximo, con gran pasión, humor y amor. Aunque su pérdida es devastadora para aquellos que la hemos tenido tan cerca y la hemos querido tanto. Siempre nos inspirará por su permanente contribución a nuestro mundo", ha dicho su hijo mayor Michael Wilding. Según el portal TMZ, Taylor podría ser enterrada en el cementerio WestWood Village Memorial Park de Los Ángeles donde su familia tiene un nicho y donde yacen otras dos grandes estrellas, Marilyn Monroe y Natalie Wood.
La actriz, que ganó dos Oscar por ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1960) y Una mujer marcada (1966), recibía en las últimas semanas en la habitación del hospital a amigos y familiares y desde allí también siguió los Premios de la Academia (El discurso del rey era su favorita, según dijo en una de sus últimas apariciones públicas) y celebró su cumpleaños el mes pasado. Taylor fue también candidata por El árbol de la vida (1957), La gata sobre el tejado de zinc (1958) y De repente, el último verano (1959).
Taylor, que fue nombrada Dama del Imperio Británico por la Reina de Inglaterra en 2000, y recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1992 por sus campañas contra el sida, pasó por quirófano al menos en 30 ocasiones y no por razones estéticas. Dolencias en la espalda, cuello, piernas, diversas fracturas, dos sustituciones de cadera, un tumor cerebral benigno o un tratamiento contra el cáncer de piel fueron algunos de sus achaques. La actriz, que también se sometió a una cura de desintoxicación de alcohol y pastillas, reconoció que se vio al borde de la muerte en varias ocasiones, especialmente por neumonía o por una arritmia cardíaca. Taylor fue operada de un tumor en el cerebro en 1997 y en 2006 negó en televisión que sufriera la enfermedad de alzhéimer. Pese a realizar pocas apariciones, siempre en su silla de ruedas debido a una osteoporosis. la actriz fue una de las pocas estrellas en asistir al funeral de su amigo y cantante Michael Jackson en julio de 2009.
Liz Taylor había nacido en Londres de padres estadounidenses en febrero de 1932, pero residía en Estados Unidos desde su infancia. Su vocación artística le vino por parte materna. Su madre había sido actriz teatral, mientras que de su padre heredó su amor por el arte. Se casó ocho veces pero su gran amor fue Richard Burton. Taylor y Burton comenzaron un tórrido romance en 1961 en Roma, mientras rodaban la película Cleopatra. Ambos dejaron a sus parejas y se casaron en 1964, para divorciarse en 1974. Al año siguiente volvieron a contraer matrimonio, pero esa unión duraría poco menos de un año.
La historia de sus encuentros y desencuentros durante los años que los convirtieron en la pareja más glamourosa de Hollywood es ampliamente conocida, pero la actriz hace un año decidió publicar las cartas de amor que su entonces amante y después marido y ex le envió en esa época. "Si me dejas, tendré que matarme. No hay vida sin ti", escribió el actor en una de ellas. Una de las tantas que Elizabeth Taylor ha entregado a los escritores Sam Kashner y Nancy Schoenberger para que las convirtieran en el libro Furious love: Elizabeth Taylor, Richard Burton and the marriage of the century. En una de sus cartas, el galés confesaba que creía que la actuación era algo "afeminado y ridículo" para un "verdadero hombre" y admitía su deseo de haber escogido la vida de escritor. Pero en todas ellas alababa el talento de su amada, a quien se refiere como "probablemente la mejor actriz del mundo", de una "belleza única y extraordinaria". A su lado, escribió Burton, Greta Garbo y Sarah Bernhardt le "hacen reír".
La actriz atesoró durante su vida una gran colección de suntuosas joyas entre las que destacan un diamante de 33,19 quilates que perteneció a la mujer de un colaborador de los nazis, otro que fue propiedad de la esposa favorita del emperador indio Shah-Jahan, en cuya memoria mandó erigir el célebre Taj Mahal y la popular perla Peregrina.

Filmografía selecta de Liz Taylor

1989 Dulce Pájaro de Juventud
1980 El espejo roto
1976 El pájaro azul
1973 Miércoles de ceniza
1972 Pacto con el diablo
1972 Salvaje y peligrosa
1969 Ana de los mil días
1968 La mujer maldita
1967 Los comediantes
1967 Reflejos en un ojo dorado
1967 Doctor Faustus
1967 La mujer indomable
1966 ¿Quién teme a Virginia Woolf?
1965 Castillos en la arena
1963 Hotel Internacional
1963 Cleopatra
1960 Una mujer marcada
1960 Scent of Mystery
1959 De repente, el último verano
1958 La gata sobre el tejado de zinc
1957 El árbol de la vida
1956 Gigante
1954 La última vez que vi París
1954 Beau Brummell
1954 La senda de los elefantes
1954 Rapsodia
1952 Ivanhoe
1952 Love Is Better Than Ever
1951 Quo Vadis
1951 Un lugar en el sol
1951 El padre es abuelo
1950 El padre de la novia
1950 The Big Hangover
1949 Traición
1949 Mujercitas
1948 Julia se porta mal
1948 Así son ellas
1947 Cynthia
1947 Recursos de mujer
1946 El Coraje de Lassie
1944 Fuego de juventud
elpais.com