lunes, 14 de marzo de 2011

Un test de sangre detecta si un bebé tiene síndrome de Down



Un grupo de científicos desarrolló un análisis de sangre que informa a las madres si el bebé que están gestando tiene síndrome de Down. Los investigadores esperan poder ofrecerlo a todas las mujeres embarazadas.
El estudio podría reemplazar a las técnicas quirúrgicas existentes que se utilizan para diagnosticar este trastorno genético en los niños por nacer. Esas técnicas provocan abortos en aproximadamente una de cada cien mujeres que se someten a ellas. Los científicos afirman que el nuevo análisis será barato y lo suficientemente simple como para que los médicos que trabajan en la mayoría de los centros de salud puedan utilizarlo.
En un estudio ciego de muestras de sangre extraídas de 40 mujeres embarazadas, el análisis identificó 14 casos de síndrome de Down sin ningún falso positivo, aunque se necesita un ensayo clínico más amplio para confirmar estos resultados. Los detalles se publicaron en la revista Nature.
“La ventaja es que podemos ofrecer un diagnóstico prenatal del síndrome de Down a todas las mujeres embarazadas sin ningún riesgo para el bebé”, dijo Philippos Patsalis, que dirigió el equipo que lo desarrolló, del Instituto de Neurología y Genética de Chipre. “En menos de dos años podremos tener este análisis en la práctica clínica”, adelantó.
El síndrome es resultado de la presencia de material genético excedente en el cromosoma 21, lo que produce dificultades de aprendizaje, defectos cardíacos y mayor riesgo de demencia y leucemia. Los científicos que desarrollaron el test mostraron que el material genético que elimina el feto puede ser detectado en el torrente sanguíneo de la madre y utilizado para reconocer el exceso cromosómico que se vincula con el síndrome de Down. El estudio se basa en que ciertas regiones del cromosoma 21 del bebé llevan más etiquetas químicas que el ADN de la madre.

Ya se usa para saber el sexo

Hoy se puede saber si un feto tiene riesgo de desarrollar síndrome de Down por muestras de vellosidades coriónicas (desde la semana 11) o de líquido amniótico (a partir de la semana 16). “En cinco años, se podrían usar otros métodos menos invasivos, que se basan en que el ADN del bebé pasa a la sangre de la madre. Hoy ya hacemos determinaciones del sexo o el RH del bebé”, informó Lucas Otaño, jefe de Obstetricia del Hospital Italiano.
clarin.com