miércoles, 23 de marzo de 2011

Polémica: una holandesa fue madre a los 63

Polémica: una holandesa fue madre a los 63
Sebastián A. Ríos
LA NACION
Con 63 años, una holandesa soltera se convirtió en la mujer de mayor edad de esa nacionalidad en dar a luz, pese a que la legislación de su país sitúa en 45 años el límite para que se pueda ser sometida a técnicas de fertilización asistida. La abuela india Omkari Panwar, que en 2008, con 70 años, fue madre, sigue siendo la de mayor edad en el mundo en dar a luz.
Para lograr su embarazo, la mujer, cuya identidad no se dio a conocer, recurrió a un tratamiento de fertilización asistida a partir de óvulos donados, que le fueron implantados en Italia por el polémico ginecólogo Severino Antinori. En la Argentina, las sociedades médicas relacionadas con la fertilización asistida desaconsejan el uso de técnicas como la ovodonación en mujeres mayores de 50 años.
Anteayer, la mujer dio a luz a una niña, cesárea mediante, según consignó el diario holandés De Volskrant.
"Asumo todas las consecuencias", dijo la mujer, una jurista soltera, a la televisión, y agregó: "Espero que mi hija y yo podamos disfrutar juntas durante mucho tiempo". Antinori, por su parte, se pronunció contra sus colegas holandeses que se manifestaron en contra de realizar un tratamiento de fertilidad a una edad tan avanzada. Son "talibanes", dijo Antinori.
Aunque en la Argentina las sociedades médicas sugieren no realizar los tratamientos de fertilidad en mujeres mayores de 50 años, la ausencia de una ley que regule estas prácticas hace que los tratamientos efectivamente se realicen en mujeres que superan esa edad.
"Sabemos, entre colegas, de mujeres de casi 60 años que han sido madres gracias a estos tratamientos", reconoció un especialista a LA NACION.
Riesgos asociados a la edad
"En general, los embarazos que se logran más allá de los 50 años de edad son producto de la ovodonación", señaló la doctora Stella Lancuba, médica especialista en fertilidad, directora del instituto de medicina reproductiva Cimer. "Estos se realizan con óvulos que provienen de donantes de menos de 30 años de edad, que generalmente son inseminados con el esperma del marido", agregó.
Hoy, los procedimientos de ovodonación constituyen un técnica estándar de la fertilización asistida, dada su alta tasa de efectividad. "En la Argentina, entre el 25 y el 30% de los tratamientos de fertilización asistida se realiza por ovodonación -precisó Lancuba-. Su primera indicación son las mujeres con menopausia precoz, pero luego esta indicación se ha extendido a otras situaciones."
Pero para que a una mujer que ya ha atravesado la menopausia se le pueda implantar un embrión obtenido a partir de la donación de óvulos es necesario acondicionar el endometrio para que pueda volver a ser receptivo.
"Esto es posible a través de la administración secuencial de estrógenos y progesterona, que se realiza en forma oral (o transdérmica) y vaginal respectivamente, y que permiten mantener el endometrio en fase receptiva", explicó Lancuba.
El problema es que, pasados los 50 años, aumenta el riesgo materno-fetal asociado con un embarazo obtenido a partir de un procedimiento de ovodonación.
"El 66% de las complicaciones relacionadas con la ovodonación tienen que ver con algún tipo de fenómeno vascular: preeclampsia o retardo del crecimiento intrauterino, entre otros", dijo el doctor Fernando Neuspiller, director del centro de fertilidad IVI Buenos Aires.
"A medida que aumenta la edad de la madre también aumenta la prevalencia de hipertensión, con lo que puede ocurrir que a una hipertensión previa se le agregue la presión elevada asociada con el embarazo. Y eso es una bomba de tiempo", advirtió Neuspiller.
ANTECEDENTES
Patricia Rashbrook
En julio de 2006, y a los 64 años, esta mujer de East Sussex se convirtió en la madre más añosa de Gran Bretaña.
Severino Antinori
El polémico ginecólogo italiano aparece periódicamente en los medios a partir de sus casos, que se encuentran siempre en la frontera de la ética médica. Además de haber realizado tratamientos de fertilización asistida a mujeres de edad avanzada, dijo haber clonado seres humanos.
Rosanna Della Corte
En 1994 se hizo conocida tras convertirse en madre de Ricardo, un niño que nació gracias a técnicas de fertilidad practicadas por Severino Antinori.

Más allá de las emociones, un dilema complejo

Opinar sobre el nacimiento de un hijo en una mujer mayor a los 50 o 60 años, si se dejan de lado las emociones, no es sencillo. En principio, parecería un desatino, pero veamos cuáles son los argumentos que utilizaríamos o las preguntas que deberíamos hacernos a efectos de evitar estos nacimientos. ¿Hay una edad en la que no se pueda ejercer la paternidad? ¿Es distinta la edad de la madre que la del padre? ¿Quién de nosotros es capaz de definir cuándo se es "vieja"? ¿Cuál sería el criterio para que se le pueda prohibir a alguien acceder a los métodos de fertilización asistida?
Larry King tuvo un hijo a los 70 años con su séptima mujer; Geena Davis tuvo mellizos a los 49; Adriana Iliescu, una mujer rumana, tuvo un bebe a los 66. Cuando se le preguntó a su médico por qué le había permitido ingresar en un procedimiento de fertilización asistida, contestó que Ileana tenía un enorme deseo de tener un hijo, creía mucho en Dios y no sólo estaba convencida de lo que quería sino que además estaba muy bien informada.
Creo que deberíamos ser muy respetuosos de los deseos de una mujer de ser madre. Lo hacemos con las mujeres que tienen una enfermedad crónica, o en las cuales sabemos a priori que podrían transmitir una enfermedad genética. Lo aceptamos en los monoparentales, en los homosexuales o en personas con habilidades diferentes. Aceptamos hijos como donantes de sus hermanos modificando embriones para aportar tejidos que puedan ser útiles para un hermano enfermo.
Decidir quiénes son los candidatos para ser padres y quiénes no suena poco realista y claramente discriminador e injusto. Poner estos dilemas en manos del Estado sería totalmente ineficiente; lograr una ley que evalúe todos estos aspectos, impracticable. Vistas así las cosas, entiendo que debería permitirse un ingreso irrestricto a la paternidad, así como a los procedimientos de fertilización asistida, y tan sólo controlar a aquellos padres que por distintos motivos son negligentes o maltratan a sus hijos una vez que han nacido.
lanacion.com