domingo, 6 de marzo de 2011

Bebidas energizantes, un riesgo para la salud de los adolescentes


Llegaron al país en 2001 como una alternativa para que estudiantes, conductores o deportistas pudieran evitar el cansancio. Pero pronto, gracias a una estética y un envase “atractivo”, las bebidas energizantes ganaron definitivamente otro público: los adolescentes. Ahora se suma un nuevo capítulo en la polémica sobre sus beneficios y riesgos para la salud. Una investigación de científicos de EE.UU. publicada en la revista Pediatrics asegura que el consumo excesivo de bebidas energizantes –cuyo componente principal es la cafeína– podría ocasionar en niños y adolescentes problemas respiratorios y cardiovasculares como agitación, arritmia, aumento de la presión arterial y hasta muerte súbita, además de insomnio e irritabilidad.
El trabajo, realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami, analizó 2.224 casos de intoxicación por cafeína asociados al consumo de bebidas energéticas registrados entre 2005 y 2009 en menores de 19 años en EE.UU., Nueva Zelandia e Irlanda, y hace una revisión de los artículos científicos sobre el tema. La conclusión es contundente: los pediatras deberían advertir a los padres sobre los riesgos de estas bebidas y desaconsejar su uso frecuente. “Hay que regular estos productos de forma tan estricta como el tabaco o el alcohol, ya que para la mayoría de los niños y adolescentes no están establecidos cuáles son los niveles seguros de consumo”, advirtió Steven Lipshultz, autor principal del estudio.
Alerta. Las bebidas energizantes son suplementos dietarios de venta libre; esto quiere decir que se pueden adquirir en supermercados, kioscos y estaciones de servicio. Contienen ingredientes como taurina y cafeína, sustancias que actúan como estimulantes del sistema nervioso central. En algunos casos, también tienen extracto de guaraná –con alto porcentaje de cafeína– algo que en algunas marcas no se aclara en el rótulo de los envases. En la Argentina, en 2005 una disposición de la Anmat limitó la cantidad máxima de cafeína permitida en estos productos a 20 miligramos por cada 100 mililitros. Aunque las empresas nacionales acataron la norma, la marca Red Bull, que se importa, interpuso una medida cautelar en la Justicia y sigue teniendo envases que contienen 35 miligramos por cada 100 mililitros.
Para la pediatra Adriana Roussos, del grupo de trabajo Nutrición y Pediatría de la Sociedad Argentina de Nutrición, “si se considera una sola lata (250 mililitros), el contenido de cafeína que tienen las bebidas energizantes que se venden en el país no llega a niveles tóxicos. El peligro es que generalmente se consumen en exceso o mezcladas con alcohol” (ver recuadro). Roussos agregó: “A una cantidad normal, el efecto que presenta a nivel cardiológico no es dañino, pero el exceso puede ocasionar síntomas como palpitaciones, temblores, agitación, problemas estomacales y dolor de cabeza. En adolescentes con problemas cardíacos, podría desencadenar una arritmia”.
Debate. “Las bebidas energizantes deberían ser recategorizadas como estimulantes, ya que el aporte calórico no justifica la denominación de suplementos dietarios”, sostuvo Carlos Damin, jefe de la División de Toxicología del Hospital Juan Fernández. Para él, se debería prohibir la venta del producto a menores de 18 años. De hecho, municipios de Chacho y Corrientes implementaron esa medida y en el Congreso hay al menos cinco proyectos que quieren avanzar en este sentido. En la provincia de Buenos Aires, Entre Ríos, ciudad de Santa Fé y La Plata, por lo pronto, se prohibió la venta en boliches. Países como EE.UU., Francia, Dinamarca y Noruega también regularon el tema.
Sin embargo, Walter Santangelo, presidente de la Cámara Argentina de Bebidas Energizantes, señaló que la industria argentina respeta la disposición de Anmat que bajó la cantidad de cafeína en un 60% y dispuso la inclusión de advertencias como “no utilizar en niños” en los envases. “Es una bebida totalmente inocua. Tiene menos cafeína que una taza de café y la misma cantidad que una bebida cola. No se puede prohibir por prohibir”, defendió Santangelo.
Combinación peligrosa
La mezcla de bebidas energizantes con alcohol es hoy uno de los tragos preferidos por los jóvenes. En los boliches, donde cada trago de “energy drink” cuesta entre 30 y 50 pesos, se venden combinadas con champán, vodka o whisky. Pero los expertos advierten sobre los riesgos para la salud que presenta este dúo. “La mezcla de energizantes con alcohol es peligrosa. Retardan la aparición de síntomas de intoxicación que produce el alcohol, como el sueño y la disminución de los reflejos, y así se termina consumiendo más”, alertó Ana María Girardelli, jefa de Toxicología del Hospital de Niños Sor María Ludovica, de La Plata.
Según cifras del Ministerio de Salud bonaerense, las bebidas energizantes están presentes en más del 40% de las intoxicaciones por alcohol que ocurren en los jóvenes de 17 a 27 años, de clase media y alta. “Los energizantes facilitan la ingesta de alcohol al demorar la aparición de sus efectos. Así, se toma más en menos tiempo”, sostuvo Carlos Damín, jefe de la División de Toxicología del Hospital, Juan Fernández. Sin embargo, para Walter Santángelo, presidente de la Cámara de Bebidas Energizantes, “ningún estudio científico demostró que el consumo de energizantes con alcohol sea malo”.
diarioperfil.com.ar

3 comentarios:

Mamar Lopglande dijo...

como cliente, el supermercado le falta administración y atención al cliente.
la persona que tienen en esta función le falta educación, formación profesional para manejar público para manejar clientes de un negocio.
Primero sucedió con un shampoo etiquetado con un precio y a la hora de cancelar la cajera quiso cobrar otro, primero tuve que aguantar la grosería de la cajera.
hoy cuando mi hija se fue a tomar un vive 100,comprado la noche anterior, dentro de la tapa llena de cucarachas.
la respuesta airada del administrador " y QUÉ ? "
Como el administrador creció con la costumbre de comer de la basura, lo ve normal y que los clientes del RENDIDOR también lo hacen.
No hizo devolución del dinero, ni de producto con buena calidad.

Mamar Lopglande dijo...

como cliente, el supermercado le falta administración y atención al cliente.
la persona que tienen en esta función le falta educación, formación profesional para manejar publico para manejar clientes de un negocio.
Primero sucedió con un shampoo etiquetado con un precio y a la hora de cancelar la cajera quiso cobrar otro, primero tuve que aguantar la grosería de la cajera.
hoy cuando mi hija se fue a tomar un vive 100,comprado la noche anterior, dentro de la tapa llena de cucarachas.
la respuesta airada del administrador " y QUÉ ? "
Como el administrador creció con la costumbre de comer de la basura, lo ve normal y que los clientes del RENDIDOR también lo hacen.
No hizo devolución del dinero, ni de producto con buena calidad.

marcoantonio mendez dijo...

bueno, yo digo k eso es una gastadera de dinero excepto el red bull es de buena calidad pero hay k regularse asi k yo opino k hay k preguntar la edad antes de vender un producto a menores
por favor no hagan cosas que luego lamenten !!!!!!!!!!