jueves, 1 de marzo de 2012

Los “bisiestos”, el club de los que soplan velitas el 29 de febrero


Se calcula que son más de 5 millones en el mundo, pero todos pertenecen a un club muy peculiar, que solamente abre su inscripción cada cuatro años. Para entrar hay una condición excluyente: haber nacido un 29 de febrero. Se trata de los “bisiestos” y lo que para cualquier otra persona es perfectamente normal, puede resultar una complicación.
“Cuando llega el año bisiesto, uno se llena de expectativas, pensando que algo distinto pasa esta vez. Bueno, no pasa. Es como esperar el año 2000, o cumplir los 15, qué sé yo. Llega cada cuatro años y el cumpleaños es tan poco importante como el anterior o el siguiente”, explica Mariana Saúl. Hoy festejará su cumpleaños número 32.
A un océano de distancia, en la ciudad española de San Sebastián, unas 2000 personas que nacieron un 29 de febrero se reunirán para celebrar, según informó José Manuel Ubarrechena, presidente del Club Mundial de los Bisiestos, que comenzó en 1996. ¿Por qué ocurre el fenómeno? “La tierra no da una vuelta alrededor del sol en exactamente 365 días, tarda casi un cuarto de día más. Cada cuatro años, y por ese cuarto de día extra, se agrega el 29 de febrero”, explica Gustavo Romero, profesor de matemáticas y astronomía.
Cuándo celebrar parece ser uno de los inconvenientes que surgen a partir de los caprichos del calendario. “Siempre festejé el 28 de febrero a la noche, con la idea un poco tonta de que hay un segundo fugaz entre el final del 28 y el principio del 1 en que ‘pasa’ un 29 chiquito. Será una cosa que quedó de la niñez”, cuenta Mariana.
Las redes sociales tampoco encontraron la respuesta a ese extraño interrogante. “Facebook trajo un poco de confusión. Un año me apareció el 28 de febrero y otro el primero de marzo. Otra vez anunció mi cumpleaños dos días seguidos”, se ofusca Geraldina Rodríguez, de flamantes 28 años.
A Mariana, en cambio, la situación entusiasma. “Los bisiestos tenemos 48 horas de felicitaciones virtuales, porque Facebook multiplica la gente que ‘se acuerda’!”, relata, aunque las quejas surgen a la hora de completar formularios online: “La mitad de las veces, cuando llenás una planilla con tus datos, tu fecha de nacimiento no existe. Abrís los menús y sabés que, cuando cliquees febrero, se desplegará 1-2-3… 28. A diferencia de lo que ocurre en el papel, donde agregás el 29 con la birome, acá no hay lugar para patalear.”
tiempo.infonews.com