domingo, 30 de octubre de 2011

Mujeres frente a un nuevo espejo

Las exigencias para alcanzar un cuerpo perfecto (¡algo imposible!) son cada vez más fuertes para las mujeres en todo el mundo, aún más que en décadas anteriores en las que no existían los tratamientos específicos que hoy generan nuevas necesidades insatisfechas. Afortunadamente, ante tanta presión algo está cambiando en la percepción sobre qué es la belleza.
Después de que en 2003 un estudio realizado por Dove arrojara que sólo el 2% de las mujeres se sentía cómoda al describirse a sí misma como hermosa, un nuevo relevamiento, The Real Truth About Beauty: Revisited revela que paulatinamente se estaría abandonando el viejo paradigma de belleza superficial y despersonalizada por uno más sensible que asocia a la belleza con la felicidad, valora la seguridad, el despliegue de potenciales, los buenos vínculos, la libertad, la independencia y la plenitud.
Hoy, a lo que muchas mujeres aspiran (el 74%) es a mantener un estilo personal antes que seguir un modelo impuesto.
Del trabajo realizado con 3300 mujeres en 40 países (incluido el nuestro), profundizado por la consultora de investigación de tendencias Trendsity, también se supo que el 74% de las argentinas cree que las más bellas son aquellas que sacan lo mejor posible de lo que tienen.
Una arista interesante es cómo se ven otras culturas frente al espejo. En la India, el 92% de las mujeres se siente satisfecha con su belleza, mientras que en Japón sólo está conforme el 22%. Ante un piropo, el 75% de las brasileñas y el 72% de las mexicanas se sienten más lindas. Y sólo el 36% de las estadounidenses y las polacas se siente halagada por eso.
Más de un tercio de las italianas, brasileñas y norteamericanas creen que sus manos son uno de sus fuertes, mientras que las chinas consideran que lo es su piel. Algo es rotundo: el 100% de las brasileñas considera que la belleza trasciende la edad. En menor medida coinciden las chinas y las japonesas.
lanacion.com