jueves, 28 de julio de 2011

Día Mundial de la Hepatitis

Una de cada tres personas en el mundo está infectado por el virus de la hepatitis B. El promedio es de por sí alarmante, pero más lo es el hecho de que la mayoría lo desconoce. Para concientizar sobre la necesidad de la prevención y la detección temprana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora hoy por primera vez el día mundial de la enfermedad.

La hepatitis se convirtió en una de las enfermedades infecciosas más frecuentes, al punto que, según datos de la OMS, provoca un millón de muertes al año. Se trata de una enfermedad silenciosa, a menudo asintomática, lo que aumenta la transmisión de unos a otros; y a falta de un diagnóstico a tiempo, puede derivar en graves casos de cirrosis o cáncer de hígado.

La enfermedad es principalmente causada por los virus A, B y C. La A (VHA) es la menos riesgosa y se transmite a través del agua o alimentos contaminados, o de persona a persona. Desde 2005 la vacuna contra la enfermedad está incluida en el calendario nacional, lo que ayudó a disminuir considerablemente el número de casos en el país.

La hepatitis B (VHB) se transmite por vía sanguínea, sexual y a través de otros fluidos corporales, mientras que la C (VHC) se contagia por sangre. Más de 520 millones de personas padecen una infección crónica por VHB o VHC y juntas son la causa principal del 78 por ciento de los casos de cáncer de hígado a nivel mundial. “Esta es una enfermedad crónica en todo el mundo, pero desafortunadamente hay muy poca conciencia, incluso entre los que formulan políticas sanitarias, de su extensión”, señaló el especialista en hepatitis de la OMS, Steven Wiersma.

“Hoy disponemos de vacunas seguras y gratuitas para la inmunización contra los virus A y B. Es importante garantizar el acceso de la población a esta herramienta de prevención, así como a los test de detección y al tratamiento, en caso de que la persona estuviera infectada”, señaló Fernando Bessone, médico hepatólogo y presidente de la Asociación Argentina de las enfermedades del Hígado (A.A.E.E.H).

En el caso del virus C, la única forma de combatirlo es la prevención y la toma de precauciones a la hora de enfrentar situaciones de riesgo como transfusiones, intervenciones odontológicas o todas aquellas en las que pueda haber contacto con fluidos infectados. Los expertos hacen hincapié además en que no se debe compartir jeringas, cepillos de dientes o afeitadoras, entre otros objetos. Las mismas indicaciones corren para la prevención de la hepatitis B, pero hay que añadirle una adecuada protección sexual.

Si bien no hay vacunas para prevenir la VHC, existe un tratamiento que suele ser efectivo en la mitad de los pacientes. Y drogas recientemente aprobadas en Estados Unidos aumentarían el porcentaje de cura a más de un 70%, estiman los especialistas.

La elección del 28 de julio para conmemorar el Día Mundial contra la Hepatitis no es casual: es el día en que nació el Nobel de Medicina Baruch Blumberg, que descubrió el virus que causaba la hepatitis B. La OMS apuesta a que sirva para concientizar a la población apoyándose en dos pilares: la prevención y un diagnóstico temprano. “Es muy importante tener en cuenta que se pueden evitar consecuencias mayores con un simple análisis de sangre que detecte la hepatitis a tiempo”, concluyó Bessone.
clarin.com

No hay comentarios: