sábado, 29 de enero de 2011

El 56% de los jóvenes conoce casos de aborto

Pablo Tomino
El 56 por ciento de los jóvenes que residen en la ciudad de Buenos Aires conoce a alguien que se ha practicado un aborto.
El dato, sin dudas llamativo, surge de una encuesta realizada en 2010 por la Dirección de Políticas de Juventud del gobierno porteño, sobre un universo de 800 chicos de entre 15 y 29 años.
Según ese sondeo, los jóvenes tienen a sus amigos como principal fuente de información en cuestiones vinculadas con el sexo, seguidos por los padres, la escuela, los médicos y, como corresponde a esta época de fluidos contactos tecnológicos, de Internet.
Consultados sobre la polémica de si se debe avanzar en algún tipo de ley que despenalice el aborto, la mitad de los chicos se pronunció en forma favorable, mientras que el 37 por ciento se opuso. Cuanto mayor es la edad, crece la aceptación a la interrupción voluntaria del embarazo.
El aborto es ilegal en la Argentina. El artículo 86 del Código Penal establece que "el aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta no es punible si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios, o si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente".
La discusión respecto de si se debe ampliar esa despenalización sigue pendiente en el Congreso. Se estima que por año se realizan en la Argentina unos 500.000 abortos clandestinos.
La encuesta, que abarcó todos los barrios y estratos sociales de la ciudad, fue más allá al preguntar a los jóvenes sobre la edad de su iniciación sexual que, en el distrito, se ubica en los 16 años.
"Ese promedio de edad responde a una cantidad de variables sociales, culturales y ambientales. El principal interés de la Dirección General de Políticas de Juventud en este sentido es trabajar para que sean responsables en sus acciones al momento de iniciar su vida sexual. Desde el Estado se debe garantizar el acceso a la información y a los métodos de cuidado", dijo a La Nacion Ezequiel Fernández Langan, titular de la dependencia a cargo del sondeo.
En cuanto a los métodos de cuidado en las relaciones sexuales, el 75% de los jóvenes prefiere el preservativo masculino, mientras que el 25% dijo utilizar pastillas anticonceptivas. A la hora de tomar la decisión en la pareja sobre qué método de anticoncepción usar, el 55% sostuvo que lo hace de común acuerdo con su pareja y el 36% se informa, en primer lugar, por amigos.
"En este sentido, trabajamos en una variedad de campañas públicas, de comunicación entre pares y de distribución de material que ayude a los jóvenes a tener conductas de autocuidado que redunden en el beneficio de su salud física y psíquica", dijo Fernández Langan.
Por otra parte, según el sondeo, en un universo de 612.858 jóvenes que habitan en la ciudad -de los cuales el 51% son mujeres (314.741)-, del total de los consultados el 13% no ha tenido hasta el momento de la realización de la consulta una relación sexual.
El consumo de drogas y alcohol ubica a los menores en una situación muy activa. Mientras la edad de inicio para esta práctica es de 14 años en los varones y 15 en las mujeres, el 58% dijo consumir cerveza.
En tanto, el 30% de los consultados que toman alcohol tiene como preferencia las bebidas fuertes o los tragos, con la curiosidad de que la mayoría son mujeres (31% contra el 29% de los hombres). Además, el 16% se inclina por el consumo de vino.
La frecuencia con la cual los menores toman bebidas alcohólicas también es llamativa: lo hace "algunas veces por semana" el 46 de las mujeres y el 55% de los varones. En tanto, en todo 2010, sólo el 9% de los jóvenes aseguró no haber consumido alguna bebida alcohólica.
"La encuesta muestra una gran inserción del hábito de consumo de alcohol entre los jóvenes, ya que el 50% consume alcohol más de una vez por semana y el rango etáreo de mayor consumo se da es entre los 20 y 24 años con un 54%. Estas cifras son relevantes para ahondar sobre las problemáticas actuales de este sector de la población y consecuentemente profundizar las acciones preventivas y de toma de conciencia que llevamos adelante desde el gobierno", dijo Daniel Lipovetzky, secretario de Inclusión y Derechos Humanos de la ciudad.
Según Lipovetzky, "es clave que los jóvenes conozcan y tomen conciencia de y consecuencias del consumo excesivo de alcohol, más aún cuando muchos de ellos, en ese estado, permanecen frente a un volante. La ingestión de alcohol por parte de ellos debe estar acompañada de responsabilidad. No está mal que beban, siempre y cuando lo hagan con moderación".
"Los mayores tenemos que educarlos y ayudarlos para que un momento de diversión no se transforme en una experiencia nociva. Por ello, el trabajo de prevención es transversal", dijo el funcionario.
En cuanto al consumo de tabaco, el 63% de los fumadores reconoció que lo hace diariamente. Y el sondeo demuestra, además que hoy los jóvenes tiene una relación directa con la marihuana. El 26% de los que consumen esta droga reconoció que lo hace algunas veces mensualmente, mientras que el 25% dijo hacerlo algunas veces semanalmente y el 7%, diariamente.
Y dos datos llamativos más: el 54% dijo no estar de novio ni tener pareja estable, mientras que el 16% de los jóvenes de entre 15 y 29 años aseguró tener al menos un hijo. Ese porcentaje se reduce al 2% en la franja de chicos de entre 15 y 19 años.
lanacion.com