domingo, 23 de enero de 2011

Vargas Llosa, espiritualidad y Eco dominan en la playa

Una novela que conecta con la espiritualidad, el amor y el placer de una buena comida a través de un recorrido por varios países. La historia del libertario irlandés que denuncia los horrores del colonialismo en el Congo a principios del siglo XX, escrita por el reciente premio Nobel de Literatura. El entuerto que crea un falsificador de documentos para difamar a políticos, que cae en las garras de Hitler. Son las tres historias más elegidas por los veraneantes a la hora de sentarse a leer en las playas de Mar del Plata, Pinamar y Punta del Este.
Se sabe: una buena reposera, el mar, la arena y un buen libro es una combinación casi perfecta. Y los preferidos en este último rubro parecen ser Comer, rezar, amar de Elizabeth Gilbert (llevado al cine, con la actuación de Julia Roberts); la última novela de Mario Vargas Llosa, El sueño del celta , y la reciente obra del italiano Umberto Eco, salida a la venta en diciembre, El cementerio de Praga . En eso hubo coincidencia en las tres playas. Muy cerquita les sigue ¡Basta de historias! , el libro del periodista Andrés Oppenheimer, que se refiere a la calidad educativa como la receta segura para que América latina supere su atraso. Pero la variedad de gustos es inmensa.
Las arenas de la Feliz suelen poblarse de lectores. El mal tiempo que hubo en la primera quincena de enero fue un buen incentivo para que los visitantes decidieran volcarse a las librerías a comprar.
Otros títulos que se ven en los balnearios marplatenses son Los padecientes, de Gabriel Rolón; El tiempo entre costuras , de María Dueñas, y No hay silencio que no termine , testimonio que dejó la ex rehén de las FARC Ingrid Betancourt.
Un clásico infaltable en los veranos es Pacho O'Donnell con La gran epopeya , más que todo en el caso de los hombres. Las mujeres, en cambio, eligen títulos como ¡Viva la diferencia! , de la psicóloga chilena Pilar Sordo, y también los de su colega local Bernardo Stamateas, con una serie de trabajos que apuntan a la autoayuda.
A diferencia de otros tiempos, las ediciones de bolsillo no son tan buscadas. En la librería Fray Mocho, marcan como nota saliente la fuerte presencia de adolescentes y niños.
La saga de Crepúsculo y las historias de vampiros continúan marcando tendencia entre los chicos. Lo mismo que las historias inspiradas en Harry Potter, como Quidditch, a través de los tiempos y Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Casi ángeles , de Leandro Calderone, es otro de los favoritos.
Horóscopos y algo más
En Pinamar, la pasión por la lectura se reaviva año tras año. Allí también Vargas Llosa y Eco anduvieron bien, pero el libro más vendido en las librerías -según un recorrido hecho por La Nacion- es el Horóscopo chino 2011, de Ludovica Squirru. En el ranking, le sigue, cabeza a cabeza, Algunos tienen noche, y a otros se les hace tarde, del mediático Jacobo Winograd.
Agustín Varela, de 19 años, llegó hace una semana a Pinamar. Acaba de comenzar a leer su segundo libro, ( La traición , de Scott Westerfeld), luego de terminar en seis días El símbolo perdido, de Dan Brown. "Ese que tiene 600 páginas", detalló el joven, y agregó: "Durante el año, no tengo mucho tiempo para leer, y estos días en que estoy solo, porque aún no llegaron mis amigos, aprovecho".
"Ya leí Cometas en el cielo y Soles espléndidos. Ahora estoy con uno de Florencia Bonelli. A él le gustan más las novelas de suspenso", explicó Belén, madre de Agustín.
"En vacaciones, aprovecho para leer aquello que durante el año no puedo, por falta de tiempo. Este año me traje este libro de Almudena Grandes; uno de psicología del adolescente, porque tengo hijos de esa edad, y el de la película de Julia Roberts, Comer, rezar, amar ", contó Graciela.
También están los que deciden leer libros de hechos actuales o clásicos de todos los tiempos, como es el caso de Facundo Palacios, que está leyendo Milagro en los Andes, la historia del sobreviviente uruguayo Nando Parrado, o el de Ricardo González, que disfruta de Un mundo feliz , de Aldous Huxley.
En la otra orilla
En Punta del Este, además de Vargas Llosa, Eco y Elizabeth Gilbert, el género policial, los libros de cocina y ciertas biografías de políticos son los que más se repiten en las manos de los viajeros que descansan, toman sol y disfrutan de las playas.
El policial El profesor, de Johen Katzenbach; las confesiones gastronómicas Siete fuegos , del chef Francis Mallman; El dueño , la biografía de Néstor Kirchner firmada por Luis Majul; Comedia kirchnerista en Nueva York, de Alejandro Borensztein; El escarmiento , de Tata Yofre, y Operación Primicia, de Ceferino Reato, gozan también del favor de los lectores.
La elegancia del erizo , novela francesa de la profesora de filosofía Muriel Barbery es otro de los títulos que circulan masivamente por Punta del Este.
En definitiva, puede ser una novela de amor, una biografía, un libro de cocina o uno de horóscopos. También, un clásico o el best seller de turno. Pero la combinación es la misma: mar, reposera y un libro. Y no falla.
Informe de Darío Palavecino (Mar del Plata), José María Costa (Pinamar) y Loreley Gaffoglio (Punta del Este)
lanacion.com