jueves, 27 de enero de 2011

La aventura de viajar con desconocidos, una tendencia que se afianza gracias a Internet

La aventura de viajar con desconocidos, una tendencia que se afianza gracias a Internet


Por Valeria Vera
Cansados del trajín y corridas de todo el año, llega el momento de sentarse a planear las vacaciones. Para algunos es un trámite fácil y expeditivo, concretar la misma rutina de todos los veranos. Para otros, abre la posibilidad de recorrer destinos pendientes. Pero los más osados son aquellos que se animan a trazar sus hojas de ruta con viajeros desconocidos, lo que se dice una verdadera aventura.
Compartir una travesía con un extraño no es una modalidad nueva. De hecho, sostienen los expertos, la tendencia ya supera la década, aunque Internet y las redes sociales le dieron un nuevo impulso y permitieron que la tendencia se afiance.
"Hace mucho tiempo que existen formas de contactar compañeros de viaje para hacer determinados recorridos cuando no hay amigos disponibles. Los medios especializados en turismo tienen ese tipo de secciones hace años. Lo que ha cambiado con la masificación de Internet es que hoy hay muchas más posibilidades de contactar personas hasta niveles antes impensados", explicó a lanacion.com Jorge Gobbi, autor de Blog de Viajes y docente de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
En ese sentido, afirmó, la Web representa hoy el soporte más utilizado para organizar recorridos: "Los blogs, foros y redes sociales son evidentemente espacios donde más se puede buscar información. Por ahora, todavía lo hacemos antes de viajar, pero, a medida que el número de smartphones aumente, vamos a comenzar a notar el crecimiento de herramientas que permiten el contacto mientras estamos de viaje o en el lugar".
Tener períodos de vacaciones en momentos atípicos del año; no compartir inquietudes con amigos y familiares (ir como mochileros o hacer viajes de largo plazo); querer reducir costos; haber roto vínculos de pareja y querer cambiar de aire; conocerse más a sí mismos y abrirse a nuevas personas; o incluso haberse mudado de ciudad y no contar con pares cercanos son alguna de las razones por las que se eligen compañeros desconocidos.
Así lo entiende Andy Marquine, paseante incansable desde 2002 (logró así participar en más de 40 viajes) y creador del sitio ViajerosUnidos, un espacio que ayuda a encontrar compinches para estas travesías.
Las recorridas suelen elaborarse en contactos virtuales, primero, y en encuentros cara a cara, después. Algunos hasta organizan salidas o idas a quintas para poder ver cómo funcionan en conjunto y cómo se da la convivencia.
Sin embargo, hay algo todavía más fundamental: aprender a eliminar el prejuicio y el miedo. Recién ahí es aconsejable bucear por la Web para decidir el destino a visitar, el tipo de viaje y la época del año.
Aventureros incansables. Bárbara, de 26 años, se animó a esta cruzada hace ocho años, cansada de irse sola a otras tierras, por la dificultad de combinar fechas o por no poder ponerse de acuerdo con amigos. "Antes iba sola, pero ahora no me dan tantas ganas. Me resulta más atractivo planearlo y concretarlo con alguien. Y en la búsqueda de ese alguien, el requisito básico es coincidir en el destino. El resto, se da. La buena onda y el buen feedback se perciben enseguida", contó a este medio.
Sus experiencias incluyen visitas a Bariloche y El Bolsón, Villa La Angostura, San Juan, San Pablo y Río de Janeiro con grupos de argentinos, franceses, chilenos y brasileros. De la mayoría, le quedan muy buenos recuerdos y anécdotas. "Viajar te permite conocer gente nueva y conocerse uno. Viajando se crece, como decimos con un amigo. Estar en otro lugar, con otra gente, saca lo mejor de uno", expresó.
Otros, como Agustín, de 27 años, prefirieron lanzarse a la aventura algo acompañados y estar abiertos a la posibilidad de intercambiar vivencias en distintos tramos del recorrido. Cuando tenía 23 partió con un amigo rumbo a Nueva Zelanda y permanecieron allí durante ocho meses. En ese tiempo, compartieron trabajos con gente Irlanda, Alemania e India. Y armaron la última parte de la estadía con personas que provenían de República Checa y Brasil.
"Con ellos alquilamos una casa con varias habitaciones para vivir todos juntos. Convivimos aproximadamente dos meses. Todo surgió cuando analizamos las alternativas para quedarnos en Mount Manganui y vimos que por el mismo precio podíamos elegir entre una casa para siete personas o una pequeña habitación en un hostel", recordó en diálogo con lanacion.com
"Recuerdos hay miles, entre ellos, las noches que organizábamos cenas para todos incluyendo a amigos que no vivían con nosotros, sumado al hecho de tener seis o siete nacionalidades distintas en un mismo living. Esto nos llevó a turnarnos en la cocina y poder comer los platos típicos de cada país", describió.
Adultos no abstenerse. Quienes están en esta movida coinciden en señalar que viajar con extraños no encuentra frenos ni en la edad ni en los destinos a elegir.
La imagen tradicional del backpacker o joven viajero que recorre el mundo portando su mochila ya no es privativa de los menores de 40. Hoy por hoy, la eligen también los adultos hasta los 60 años.
"Sos un audaz", me decían mis allegados al principio, confesó Sergio, de 50 años, un pionero en este tipo de salidas. "Desde el principio me jugué a pasar una semana horrible en lugar de una semana de placer. Pero siempre me fue bien y conocí a gente con la que sigo yendo a conocer otros lugares", contó.
Su primer viaje acompañado por un desconocido fue hace más de diez años a Europa. "El balance fue realmente positivo y se convirtió en un empuje para volver a probar", dijo. Luego, viajó a Aruba y ahora planea visitar el Caribe hacia mitad de año.
Destinos preferidos. Especialistas en turismo indicaron a lanacion.com que los destinos que más atrapan a este tipo de viajeros son el sur y norte del país; Bolivia; Perú; Nueva York, y la Europa clásica.

Más por menos

En el terreno del "más por menos", otra tendencia va cobrando fuerza en la Argentina: la del CouchSurfing, una red social de intercambio de hospedaje gratuito, que permite conocer nuevos lugares a bajo costo y convivir con residentes locales.
Hoy este espacio tiene más de dos millones y medio de seguidores y arriba de 250 países que adhieren a la finalidad de armar una verdadera comunidad de viajeros.

Una sección de antaño

Hace 13 años LA NACION inauguraba la sección "Compañeros de ruta" en el suplemento dominical para que los viajeros pudieran enviar su propuesta y concretar sus deseos de recorrer el mundo. Hoy, dicho espacio sigue alimentándose con las invitaciones que llegan a él por medio de la edición impresa y que también pueden leerse desde la Web.
lanacion.com