miércoles, 23 de junio de 2010

Los niños mexicanos pintan... asesinatos

Es fácil ver lo que siente un niño a través de sus dibujos. Es una vieja técnica, como la de convocar a los escolares a pintar en un concurso infantil. Lo sorprendente en la última iniciativa de este tipo desarrollada en Michoacán es que el 95% de los 3.480 papeles coloreados muestran la violencia que vive México.
Lejos de los paisajes, los personajes de cuento o sus héroes preferidos, los niños han plasmado lo que cuentan los periódicos todos los días: ejecuciones, secuestros, tiroteos, persecuciones policiacas, hombres ahorcados, criminales que empuñan rifles de asalto AK-47 (los preferidos de los sicarios), autobuses en llamas...
Como el de André Aguilar: "Yo no me animaba a hacer ese dibujo, pero pensé que serviría para que las autoridades cambiaran esto y para tener un mejor lugar. También por si la Comisión Estatal de los Derechos Humanos podía hacer algo (para) corregir cosas, espero que lo puedan hacer".
La referencia de André obedece a que el concurso había sido convocado por la Comisión Estatal de Derechos Humanos, bajo el título "Ilumina tus Derechos" y con el tema "El México que yo vivo".
Sucede que Michoacán vive una sangrienta ola de violencia desde 2006 atribuida al cártel de La Familia Michoacana, una organización criminal con tintes religiosos conocida por decapitar y descuartizar a sus rivales, dejar mensajes de advertencia en los cuerpos y llevar a cabo violentos ataques contra las autoridades.
Ese estado fue el primero que a finales de 2006, cuando asumió la Presidencia Felipe Calderón, recibió un importante contingente militar y de agentes federales para combatir al crimen organizado, cuya respuesta fue el asesinato de varios policías.
El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Michoacán, Víctor Manuel Serrato Lozano, es quien ha desvelado tan elevado porcentaje de violencia en los diseños infantiles. Y este martes, se ha comprometido, durante la entrega de los premios del concurso, a atender las quejas que violenten o vulneren los derechos y libertades de los niños de Michoacán, un estado receptor de cocaína, productor de marihuana y drogas sintéticas, que se destinan a Estados Unidos por la ruta del Pacífico.

elmundo.es