miércoles, 23 de junio de 2010

El Mundial que juegan ellas

Pocas cosas como el fútbol despiertan tanto el fervor masculino. Y más cuando se trata del Mundial. Clasificación, octavos, cuartos. en este camino, las mujeres parecen quedar relegadas a un segundo plano. Sin embargo, ellas (a su manera, claro está) también tienen su lugar, ya sea como hinchas frente a la pantalla, en redes sociales o interpeladas por estrategias publicitarias de marcas que apuntan a captar su atención.
Pro y contra en las redes. Durante el mes en el que más rueda la pelota, seguidoras o detractoras de la competencia buscan consuelo, descargan sus broncas y hasta se instruyen en las redes sociales, como Facebook. Allí se multiplican los grupos que aluden a la participación femenina durante el Mundial. La creación femenina se adivina desde las fotos de perfil, ilustrados con jugadores (en especial, Cristiano Ronaldo) mostrando la "raviolera" en algún festejo de gol. También hay grupos más restrictivos, e igualmente multitudinarios, como los que enumeran reglas de comportamiento, con claro tinte machista. Esa lista incluye, por ejemplo, la imposición a las mujeres de leer la sección deportiva para tener tema de conversación con su pareja durante el Mundial, y la prohibición de usar el televisor durante todo el mes.
Entre las creaciones de la comunidad femenina un grupo intenta acercarse a la cita máxima del fútbol. La red sirve para difundir videos con los capítulos del "Manual del mundial para mujeres", en los que se explican sus secretos (muy) detalladamente.
Otras, en cambio, se autodenominan "las viudas del Mundial", negadas a ceder al espectáculo.
Táctica mundialista. Aunque todo parezca masculino o futbolístico, las estrategias publicitarias de algunas marcas también apuntan a las mujeres y se alejan de las repetidas consignas de unidad patriótica.
En la dirección adversa, Cadbury amplió su slogan ("Un hombre jamás va a ser tan tentador como un Cadbury") con la frase "y menos durante un Mundial". La campaña incluye una aplicación de Facebook denominada "no nos interesa el fútbol", en la que la firma busca conectar a mujeres con hombres "casi tan tentadores como un chocolate Cadbury".
"Se trata de la continuidad de una estrategia de comunicación que empezó hace cerca de dos años y que apunta al target en el que la marca se posicionó en la Argentina", explicó a canchallena.com Pablo Patane, Brand Manager de Cadbury.
La marca eligió el Mundial para lanzarse en la Web 2.0 y aprovechar sus atributos para publicitar y acercarse a los clientes. "En 'No nos importa el fútbol' van a poder encontrar a todos esos hombres que prefieren ver a una mujer, antes que ver un partido", dice Cadbury. En Facebook, ya cuenta con más de 30.000 seguidores, detalló Patane.
Con una consigna parecida apeló Iobella, un instituto de belleza, a la femineidad de aquellas que busquen un lugar sin el ruido de las vuvuzelas. En su página de Internet www.nomeinteresaelfutbol.com , ofrece promociones y la posibilidad de ganar premios durante el evento internacional que se desarrolla en Sudáfrica. El spa "utiliza un lenguaje futbolero para hablarle a las mujeres de un partido diferente, donde ellas tienen que transpirar su propia camiseta", describen en la firma.
Otra forma de acercarse al sexo femenino en tiempos donde el fútbol es lo primero, es con promociones que se extienden en simultáneo con los partidos. La marca de indumentaria femenina Marcova, por ejemplo, hace un 30% de descuento a aquellos que realicen sus compras durante las presentaciones del equipo de Diego Maradona, según publicita en su local de calle Florida.
Pegadas a la pantalla. Según un estudio realizado por DatosClaros, el 58 % de las porteñas se declara poco amiga de este deporte, pero se entusiasma con la selección durante el Mundial; las más jóvenes miran todos los partidos, aunque no juegue la Argentina
"Más que un evento deportivo, el Mundial es como una vidriera. Todas las mujeres queremos consumirlo". Así resume Natalia Gitelman, directora DatosClaros, www.datosclaros.com , lo que sucede ante la fiesta futbolera más importante del mundo, que hoy se desarrolla en Sudáfrica.
Según un estudio de dicha consultora, el 58 % de las porteñas se declara poco amiga del fútbol, pero se entusiasma con la selección nacional durante el Mundial.
"No se trata de mujeres que sólo miran los partidos para comentar sobre el pantaloncito del jugador. Más allá de que muchas no sepan cuestiones técnicas sobre el deporte, miran los partidos por el juego en sí", dijo a lanacion.com Gitelman.
Las más fanáticas son las más jóvenes. Según el estudio el 40 % de las mujeres entre los 18 y los 25 años miran todos los partidos que ve su pareja, aún si no juega Argentina. El promedio sobre el universo total es de 32 %.
"Con el avance de las comunicaciones, es imposible pensar en una mujer aislada de un evento como el Mundial. Además, la información es más accesible y hay muchos puntos de vista sobre un hecho que va mucho más allá del fútbol", explica Gitelman.
Sea por el fútbol o los jugadores, con o sin conocimiento de técnica, lo cierto es que hasta las empresas ven en las mujeres un nuevo target al que apuntar con la publicidades sobre el Mundial.
La encuesta fue realizada en el mes de mayo de 2010, entre mujeres de 18 a 50 años del área metropolitana de Buenos Aires. El objetivo del estudio era medir el posicionamiento de las mujeres "en relación a un acontecimiento esencialmente masculino", según indica el informe final. Futboleras por un mes. Para muchas mujeres, el prejuicio de "sos mujer, no entendés de fútbol" carece de significado durante el mes que dura el evento internacional. "Yo no veo muchos partidos ni voy a la cancha. Pero el Mundial es el Mundial. Nadie quiere quedarse afuera", contó Claudia, una joven de 23 años.
En una esquina del centro porteño, tres jóvenes argentinas planificaban la semana pasada dónde iban a ver los partidos del fin de semana, aunque no jugaba la selección nacional. "Hay partidos que son interesantes, aunque no juegue la Argentina", explicó Josefina, de 18 años.
Pero no todas las mujeres se fanatizan sólo durante el Mundial. "Veo partidos más allá de este evento. Soy hincha, aunque no fanática, de River y Tigre. Aprendí de fútbol mirando, escuchando y preguntando", dijo Lucía, de 29 años. "El Mundial es una buena oportunidad para ver buen fútbol a casi cualquier hora", agregó.

canchallena.com