domingo, 2 de enero de 2011

La marihuana, droga "de moda" entre los jóvenes

Para una significativa parte de los jóvenes porteños, la marihuana se ha vuelto la droga ilegal "de moda". En la porción que va de los 19 a los 23 años, el 57,1% fumó al menos una vez un cigarrillo con cannabis.
Así surge de un informe del Observatorio de Políticas Públicas en Adicciones, dirigido por Roberto Canay. Esa oficina del gobierno porteño realizó un sondeo entre 1000 personas de entre 15 y 35 años; para el 44% de los consultados, la marihuana es la droga del momento, incluso en los lugares de diversión nocturna.
"La moda se identifica por el costo y accesibilidad de las drogas; también, por su uso difundido y su alto nivel de aceptación social. Sorprendentemente, cuando se hace referencia al consumo de marihuana, se dice que es la droga de moda porque es legal", se afirmó en el documento presentado por el observatorio porteño.
Esa creencia equivocada surge de la mala interpretación que muchos hacen del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de agosto de 2009, en el que el máximo tribunal de la Argentina sentó una nueva jurisprudencia al establecer la inconstitucionalidad de un artículo de la ley de drogas, aquel que pena la tenencia de estupefaciente para consumo personal cuando éste no afecta a terceras personas.
Ese fallo (ver aparte) estaba relacionado con un caso en particular de tenencia de marihuana. Los ministros de la Corte consideraron, como aspecto fundamental, que debe protegerse la privacidad de las personas adultas para decidir cuál es su conducta; en este punto, si desean tener o consumir drogas en privado.
Recientemente, La Nacion publicó un informe de la Sedronar, que señalaba la relación directa entre el aumento del consumo de marihuana y la disminución de la noción del riesgo que implica ese acto, producto de la caída de las barreras sociales frente a esa droga. Según los datos de la secretaría, en 2001, el 3,5% de los estudiantes secundarios fumaba marihuana y el 44% consideraba esa acción un gran riesgo; en el último sondeo, de 2009, el porcentaje de usuarios trepó al 8,4%, y bajó al 11,6% la cifra de quienes consideran la marihuana un gran riesgo.
Uso extendido
El estudio del gobierno porteño revela que el perfil más alto de consumo de marihuana se encontró en la franja etaria de 19 a 23 años, pero en la muestra completa también quedó en evidencia que se trata de la droga ilegal más consumida, con una amplia diferencia con respecto a la cocaína y no a mucha distancia del tabaco. Entre los 15 y 35 años, la prevalencia de uso en el año -el núcleo duro de consumidores- de marihuana alcanza el 26,4%; en la lista de drogas ilegales le sigue de lejos la cocaína, con 4%. Apenas 10 puntos porcentuales separan al cannabis del tabaco, de venta legal, pero el alcohol es consumido por el 87,4%.
"Como en el imaginario de los jóvenes y los adolescentes, el paco y la cocaína son drogas más nocivas, se legitiman el consumo de marihuana y el éxtasis como drogas inocuas", sostuvieron los autores del trabajo, que, además de un sondeo cuantitativo, incluyó la investigación sobre la potencial relación entre nocturnidad y consumo de drogas sintéticas. En ese contexto, se advirtió una alta experimentación de los jóvenes con drogas como el éxtasis y el LSD.
"Cada vez hay más consumidores habituales de marihuana, que empiezan a ser consumidores semanales de drogas de diseño", se indicó.
Si bien la prevalencia anual de consumo de drogas sintéticas es baja (1,2%), llamó la atención de los investigadores el nivel más elevado de uso de esas sustancias en algún momento de la vida de los sujetos consultados.
El 20% de los mayores de 30 años reconoce haber probado éxtasis. Esa droga está rotulada como de alta sociedad, aunque su consumo también alcanza a todos los niveles económicos. En el sondeo, se estimó que consumió éxtasis alguna vez el 12% de los jóvenes de clase alta, el 7,1% de la clase media y el 4,8% de los sectores más bajos.
Así, mientras la marihuana gana su lugar de droga "de moda" a partir de factores como su fácil acceso y la aceptación social, las drogas de diseño empiezan a tener una penetración que motivó alarma en el informe porteño. "Cada vez más adolescentes y jóvenes eligen consumir éxtasis porque piensan que estimula los sentidos y potencia el disfrute de la música. Esa caracterización positiva de las drogas de síntesis se está extendiendo, junto con su consumo, en los estratos sociales medio-bajos. Es decir, ya se ha popularizado el consumo de estas drogas, hasta alcanzar a altos niveles de tolerancia", se asegura en el trabajo del observatorio porteño. También se estableció que el LSD "es una droga preferida por los jóvenes de clase baja en las salidas nocturnas".
Los investigadores porteños argumentaron, sobre la base de las explicaciones dadas por los propios jóvenes, que entornos especialmente construidos, como las fiestas de música electrónica, ayudan a la introducción de las drogas sintéticas.
CLAVES
57,1%
de los jóvenes porteños de entre 19 y 23 años ya probaron marihuana.
44%
de los jóvenes de entre 15 y 35 años dijo que la marihuana está "de moda".
20%
reconoce haber probado éxtasis en el segmento de edad entre 30 y 35 años.
16,7%
probó alguna vez éxtasis entre quienes tienen entre 24 y 29 años.
87,4%
consume alcohol, droga legal, entre los consultados para la muestra.
lanacion.com